Así lo reconoció el secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense seccional Mar del Plata, Mariano Fernández, en el marco de un paro por 24 horas que este jueves afectó todas las dependencias judiciales provinciales.

 

Desde la semana pasada los trabajadores se habían declarado en estado de alerta y asamblea permanente y ante la ausencia de una convocatoria por parte del gobierno para iniciar las paritarias resolvieron profundizar las medidas de fuerza.

 

Además de lo salarial, los judiciales reclaman por el deficitario estado de los edificios y ante la flexibilización laboral que condiciona el ingreso de nuevos empleados.

 

“Hasta el momento el gobierno provincial realizó una propuesta en el marco de una reunión informal, ya que no hemos tenido en los hechos una apertura oficial de las negociaciones salariales, en la cual plantearon una suba del 12,5 por ciento retroactivo al 1 de marzo y un 6,5 por ciento a partir de setiembre, es decir un 19 por ciento desdoblado“, manifestó.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el dirigente consignó que el pedido de los judiciales es de un 30 por ciento promedio y una distribución porcentual de la masa salarial que está fijada para el Poder Judicial.

 

“A principios de diciembre empezamos a denunciar que el proyecto para el poder judicial que después terminó convirtiéndose en ley preveía dos puntos menos de presupuesto para 2013, con el agravante que estaba erosionado por el 25 por ciento de inflación acumulado de 2012”, expresó.

 

Otro aspecto que preocupa al sector es la deficitaria situación edilicia que presenta el Departamento Judicial Mar del Plata. Fernández indicó que “se van readecuando los mismos edificios o se alquilan otros inmuebles que están preparados para otro tipo de funciones que no es la de prestar servicio de justicia y esto implica que tengamos hacinamiento, conflictos con el servicio de limpieza ya que las empresas no reciben los pagos correspondientes”.

 

Producto de este ajuste también se ve reflejado en la flexibilización de la estabilidad del empleo público, “y Mar del Plata ha empezado a sufrir la designación de nuevos empleados que ingresan al Poder Judicial con contratos anuales, es decir, tiene la incertidumbre de no saber si tendrá continuidad su relación laboral el año siguiente y contra eso también estamos luchando”.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red (FM 91.3)



Siguiente Noticia La Provincia entregó los Premios a la Innovación en la Gestión Pública

Noticia Anterior Internos de Batán repararán mesas y sillas de escuelas públicas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario