La presidenta Cristina Fernández de Kirchner almorzó con el papa Francisco en la residencia de Santa Marta. “Estamos reclamando diálogo y le pedimos a Francisco que interceda”, sostuvo.

 

“Abordamos un tema muy sentido para los argentinos y esta presidencia, y le solicité su intermediación para lograr el diálogo (con Gran Bretaña) en la Cuestión Malvinas”, afirmó la Presidenta al exponer ante la prensa en conferencia de prensa tras la reunión que mantuvo con el sumo pontífice.

 

En ese marco, Cristina definió como “fructífero” e “importante” el diálogo que mantuvo con el papa Francisco durante el almuerzo a solas que compartieron este mediodía en El Vaticano.

 

La mandataria consignó que le agradeció al papa el gesto que tuvo con esta invitación que le dijo que lo sentía como una “deferencia no a la presidenta sino al conjunto del pueblo argentino”.

 

“Me gustó ese gesto que remarca uno de sus rasgos distintivos, como es la sencillez”, aseguró Cristina.

 

La Presidenta se refirió a “nuestro papa”, y aclaró que lo llamaba así “no porque sea argentino, sino porque es el papa de todos los católicos”.

 

Además, destacó que el “regalo más importante” que le hizo el papa Francisco “es una rosa blanca, en representación de Santa Teresita, porque es su santa preferida a la que le reza, para que la guardara junto a mis cosas”.



Siguiente Noticia Lazzeretti se reunió en Dolores con vecinos y referentes del FAP

Noticia Anterior “La caída en la compraventa inmobiliaria se profundiza"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario