Según el informe elaborado por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, la compraventa inmobiliaria en territorio bonaerense sufrió una retracción del 21,6 por ciento en la relación interanual, al registrarse 4.673 operaciones inmobiliarias durante febrero de 2013, contra las 5.960 relevadas durante el mismo mes de 2012.

 

El presidente de la entidad colegiada, notario Jorge Mateo, declaró que los indicadores interanuales marcan la tendencia real y concreta: la operatoria inmobiliaria en la Provincia de Buenos Aires ha ido cayendo abruptamente desde principios de 2012.

 

La caída se está profundizado durante este año, según las cifras del último informe, lo que confirma que la incertidumbre generada por los cambios en la operatoria inmobiliaria aún no se disipó.

 

Los montos operados en este período siguieron la misma tendencia: la contracción fue del 17,4 por ciento, con una merma de más de 265 millones de pesos, pasando de los 1.525 millones de pesos registrados durante febrero de 2012, a los 1.260 millones registrados durante el mismo mes de 2013.

 

La relación intermensual tuvo un resultado diametralmente opuesto a la relación interanual. El crecimiento fue del 51,1 por ciento, comparando los 4.673 actos escriturarios registrados en febrero, con los 3.092 relevados en enero de este año. Los montos operados tuvieron la misma performance: suba del 51,1 por ciento, con un incremento de más de 426 millones de pesos.

 

El acumulado interanual continúa en baja. Durante el primer bimestre de 2013 se han registrado 7.765 operaciones, mientras que en el mismo período de 2012 se habían registrado 10.797. Esto significa una caída del 28 por ciento en la operatoria inmobiliaria. Los montos operados arrojan un saldo negativo de más de 784 millones de pesos, lo que marca una descenso del 27,2 por ciento.

 

El presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, notario Jorge Mateo, analizó detalladamente los datos surgidos de las estadísticas de febrero.

 

En 2013 se registró el peor bimestre desde 2005 a la fecha. Es inevitable comparar estas cifras con el bimestre enero-febrero de 2009, el antecedente más bajo hasta el momento. En aquel período se habían registrado 10.229 compraventas, una cifra muy superior a las 7.765 operaciones realizadas durante este año”, precisó.

 

“En términos proporcionales, el descenso de las compraventas inmobiliarias en el primer bimestre de 2013, del 28 por ciento, duplica el descenso registrado en el balance anual de 2012, que había girado en torno al 12 por ciento. Lo mismo ocurrió con la relación interanual. En febrero de 2012, el descenso en la relación había sido del 7 por ciento. En 2013 estamos hablando de más del 21 por ciento. Si comparamos las cifras de febrero de 2011 con las de febrero de 2013, la caída supera el 27 por ciento”, agregó.

 

Mateo sostuvo que el importante crecimiento en la relación intermensual, que fue superior al 51 por ciento, se explica en términos estacionales. “Enero es el mes con menor cantidad de operaciones inmobiliarias. Históricamente, durante febrero se registra un importante repunte, aún en los años de mayor actividad. Pero las cifras de febrero están en el mismo nivel que las de enero del año pasado. O aún un poco más bajas”, expresó.



Siguiente Noticia Cristina pidió al Papa que interceda por Malvinas

Noticia Anterior Concejales recibieron a la familia de Fernando Lario

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario