Transcurrido el primer mes del congelamiento de precios, las estadísticas oficiales reflejaron un aumento de 0,49% mensual en el índice de precios al consumidor (IPC) de febrero, la variación más baja de los últimos tres años y medio. Así surgió del reporte de la consultora Management & Fit.

 

En la comparación interanual, el incremento del IPC fue de 10,8%, quedando por debajo del registro del mes anterior (11,1%).

 

Por su parte, el promedio de estimaciones privadas difundidas por el Congreso Nacional arrojó un aumento mensual de 1,23% en los precios minoristas (la mitad de la variación registrada en enero), lo que equivale a una inflación anual de 25,3%.

 

Tras un comienzo de año complicado (enero fue el peor arranque del año –en términos inflacionarios–desde el 2003), el acuerdo de precios en supermercados y cadenas de electrodomésticos logró interrumpir una aceleración inflacionaria que ya acumulaba 11 meses consecutivos.

 

De acuerdo a los datos privados, aún cuando los controles moderaron la inflación en alimentos y bebidas (representan el 67% de las ventas en supermercados), los precios del rubro siguieron aumentando, convirtiéndose en uno de los principales impulsores de la inflación durante febrero.

 

Incrementos en el costo de la vivienda, servicios básicos, esparcimiento y transporte también presionaron los precios al alza. En tanto, las liquidaciones de indumentaria ayudaron a mitigar las subas en otros rubros.

 

En el combate contra la inflación, el congelamiento de precios logró una primera (y esperada) victoria. Desde su aplicación, a comienzos de febrero, los precios mostraron una desaceleración diaria de manera sostenida.

 

De acuerdo a PriceStats, una compañía que releva precios online de manera diaria en distintos comercios, los precios pasaron de aumentar 1,85% mensual el 1 de Febrero a 1,17% el 28 del mismo mes.

 

Más aún, la desaceleración de la inflación parece continuar, ya que los precios del 4 de marzo (último dato disponible) reflejan una suba mensual de 0,9%. Este resultado no es ninguna sorpresa: la historia muestra que todos los controles tienen, al inicio, cierto éxito en evitar el desborde de la inflación.



Siguiente Noticia Atlantis llevó el waterpolo infantil a las playas

Noticia Anterior El vocero del Vaticano rechazó las denuncias contra el papa Francisco

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario