Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas del Terrorismo de Estado del Centro y Sur de la Provincia de Buenos Aires se concentraron frente al Juzgado Penal Federal N° 1, lugar donde se debía realizar la indagatoria a Pedro Hooft en el marco de la causa penal iniciada en su contra.

 

Sin embargo, el juez marplatense no se presentó a declarar y por el contrario presentó una recusación contra el juez.

 

Ante esta actitud los manifestantes exigieron que se aceleren los tiempos para llevar a cabo el juicio político.

 

Finalmente, este miércoles el juez Pedro Hooft no se presentó a declarar en el Juzgado Penal Federal Nº1.

 

La semana pasada el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios bonaerenses resolvió suspender al magistrado marplatense Pedro Federico Hooft, acusado por supuestos delitos de lesa humanidad en Mar del Plata.

 

La sanción, aprobada por unanimidad por el jurado que preside el ministro de la Suprema Corte provincial Juan Carlos Hitters, perdurará hasta que finalice el juicio político.

 

La actitud del magistrado marplatense fue reprochada por los integrantes de organismos de Derechos Humanos que se convocaron frente al Tribunal.

 

En tal sentido, la abogada querellante Natalia Messineo repudió la ausencia del juez marplatense y reclamó que se acelere el juicio político.

 

En declaraciones a Radio Brisas (FM 98.5), la letrada manifestó que “es un juez que lo cita la justicia y no viene a declarar, esto no hace mas que acelerar el juicio político, no podemos esperar hasta agosto para ver si lo destituimos o no”.

 

Al respecto, reiteró que “lo único que queremos es hacerle un juicio penal pero hoy debería haber venido a prestar declaración indagatoria y no vino”. A Hooft además se lo acusa de “cajonear expedientes, visitar centros clandestinos de detención y de no perseguir a los autores de los crímenes”.

 

Fuentes parlamentarias explicaron que la suspensión incluye además un embargo del sueldo de Hooft del 40 por ciento.

 

En la causa, que se inició en 2006, Hooft fue acusado como “un engranaje funcional, un partícipe necesario, de los crímenes de lesa humanidad” cometidos en la ciudad costera durante la dictadura militar. La suspensión de Hooft había sido reclamada hace siete años por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación

 

Una de las testigos del caso, Marta García de Candeloro, dijo que le solicitó ayuda y éste la ignoró, aún cuando tramitaba en su juzgado el habeas corpus interpuesto por el Nicolás Candeloro en favor de su hijo desaparecido Jorge Candeloro y su esposa, la propia Marta García.

 

Las visitas a los centros de detención fueron reconocidas por el propio Hooft en diferentes declaraciones radiales y por funcionarios policiales de la comisaría Cuarta.

 

Además se lo acusa de tener relación directa con los ex Jefes de la Sub Zona Militar 15 a cargo de la represión en Mar del Plata, a la cual le remitió las denuncias por las desapariciones de abogados marplatenses para que el jefe, coronel Pedro Barda, las investigara.



Siguiente Noticia Proponen que no puedan circular vehículos preparados para correr picadas

Noticia Anterior Reflejarán la delicada situación del puerto al Ministro de Trabajo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario