Con todos los cardenales electores presentes, comenzó en el Vaticano la séptima congregación de purpurados preparatoria del cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI, cuya fecha todavía no fue fijada y no se descarta que hoy pueda ser anunciada.

 

A la reunión, que se inició a las 9.30 (5.30 de la Argentina) en el Aula Nueva del Sínodo, asisten los 115 cardenales electores, es decir aquellos que podrán entrar en la capilla Sixtina para elegir al próximo sumo pontífice.

 

El último que faltaba, el vietnamita Jean Baptiste Pham Minh Man, arribó en la tarde de ayer a Roma y participó ya en la sexta reunión, según consignó la agencia de noticias EFE.

 

Con todos los purpurados en el Vaticano, no se descarta que hoy, el octavo día de Sede Vacante y tras cinco días de reuniones, los cardenales anuncien la fecha del comienzo del que será el segundo cónclave del tercer milenio.

 

A la congregación general asisten también cardenales que superan los 80 años, que no pueden entrar en la Sixtina, aunque sí pueden ser elegidos papa, y que no están obligados a participar en estas reuniones preparatorias.

 

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, señaló ayer que los cardenales “no tienen prisa” por fijar la fecha de inicio del cónclave, se están tomando su tiempo y prefieren prepararlo de manera “seria y en profundidad” antes que convocarlo precipitadamente.

 

Según observadores vaticanos, numerosos cardenales no italianos, sobre todo los estadounidenses, quieren conocer en profundidad qué hay de verdad en el escándalo Vatileak (la publicación de documentos que desvelaron intrigas y enfrentamientos en la curia vaticana, dominada sobre todo por italianos) antes de entrar en la Sixtina.

 

Otros cardenales, de acuerdo con esas fuentes, desearían por el contrario comenzar lo antes posible, ante la eventualidad de que estos días puedan estallar nuevos escándalos de abusos o de supuesta corrupción que echen fango sobre los prelados.

 

Algunos cardenales, como el alemán Walter Kasper, afirmaron que antes de entrar en el cónclave es necesario que se conozcan más entre ellos, ya que muchos nunca se han visto.

 

Lombardi manifestó hoy que “es obvio” que en estos días de reuniones los cardenales quisieran saber el funcionamiento de la curia y estén interesados en conocer el Vatileaks.

 

Agencia Télam.



Siguiente Noticia EDEA anuncia corte programado en dos sectores

Noticia Anterior Venas de las manos que recuperan su aspecto juvenil

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario