El diputado nacional Facundo Moyano resolvió dejar de pertenecer a la institución de Jara y Peña y renunció a la presidencia que había asumido el año pasado.

 

La noticia cayó como un balde de agua fría en el club, y de acuerdo a lo que esgrimieron allegados a Moyano, se habría cansado de las divisiones internas que existen dentro del club y de las presiones de la Barra Brava.

 

En principio, el diputado mantendrá el respaldo económico hasta que finalice la temporada, como una manera de darle tranquilidad al plantel y al flamante entrenador, Darío Tempesta, que asumió su cargo esta semana.

 

Durante este lapso se hará cargo del club el actual vicepresidente Emiliano Montes.



Siguiente Noticia Peñarol perdió en Junín y resignó el segundo puesto

Noticia Anterior Denuncian “gravedad institucional en la localidad de Batán”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario