El paradero del arquitecto Fernando Lario (45), visto por última vez el sábado 7 de julio de 2012 cuando salía de la Universidad Nacional de Mar del Plata, sigue siendo una incógnita.

 

A ocho meses de su desaparición, no hay mayores novedades con respecto a las líneas de investigación que llevan adelante las autoridades policiales y judiciales.

 

La madre del desaparecido escribió una carta donde agradeció el apoyo recibido en todo este tiempo y reflejó su dolor y angustia por no saber el paradero de su hijo.

 

En la carta titulada “Un desaparecido más en democracia“, Sara Escobar recuerda los últimos momentos vividos con su hijo aquel sábado 7 de julio de 2012.

 

Tras reconocer que no era habitual que los sábados concurriera a la Facultad de Arquitectura (ese día había elecciones internas), la madre de Lario confiesa que “desde ese momento te estoy esperando todos los días”.

 

Hablándole en esa carta directamente a su hijo, manifiesta “tus hermanas, tu hijo y yo estamos desesperados por saber algo tuyo. Si tu decisión fue terminar con tu vida, quiero tu cuerpo y que la justicia te encuentre, si alguien terminó con tu vida también quiero tu cuerpo y por alguna causa especial tomaste la decisión de irte por tu propia voluntad comunicámelo de alguna forma…”.

 

Sara Escobar agradeció a las autoridades políticas (desde el Intendente hasta la Presidenta), a los medios “y a mucha gente que nos abrieron sus puertas para escucharnos y comprometernos en esta búsqueda que al día de hoy a sido en vano, ya que no hay ninguna novedad“.

 

Por esto último, la madre de Lario reconoce que “ya estamos sin fuerzas para seguir buscando a un hijo arquitecto Fernando Lario, de 45 años, divorciado, con un hijo de 13 años que lo espera con ansias todos los días y no tenemos respuestas para él”.

 

Lario fue visto por última vez el 7 de julio pasado, alrededor de las 14, en la puerta del Complejo Universitario, sito en las calles Deán Funes esquina Rodríguez Peña de la ciudad de Mar del Plata, tras haber participado de un acto eleccionario en la Facultad de Arquitectura, donde se desempeñaba como docente.

 

Al momento de su desaparición vestía pantalón jean, zapatillas deportivas, encontrándose al día siguiente tras su búsqueda, su morral, billetera, documentación personal y campera en la zona de Acantilados.

 

Interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°8 del Departamento Judicial Mar del Plata.



Siguiente Noticia EDEA efectuará cortes programados en cuatro zonas de Mar del Plata

Noticia Anterior Piden sillas y mesas para alumnos de una escuela pública

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario