Después de permanecer en observación, Lionel Ugalde fue dado de alta tras el fuerte despiste que le ocasionó la fractura de dos costillas.

 

Poco después de las 14 de ayer, con la tranquilidad de que no existían más lesiones que las dos costillas derechas fracturadas, Ugalde partió, en un avión privado, desde Neuquén con rumbo a Mar del Plata.

 

En su ciudad deberá recuperarse del tremendo accidente que sufrió en la curva dos del autódromo de Centenario, a una velocidad cercana a los 220 kilómetros por hora.

 

Luego de la rotura de los frenos en la vuelta 11, Ugalde intentó evitar el golpe frontal y hasta pasó por arriba el piano interno queriendo forzar un trompo.

 

Sin control, el auto salió derecho hacia el talud, donde se produjo el impacto en una zona en la que no había colocados muñecos de gomas, utilizados para reducir la desaceleración violenta que se produce en los choques.

 

La ausencia de esas medidas de seguridad también es atribuible a la ACTC, ya que fueron ellos los que indicaron a la organización en qué sectores colocarlos.

 

El piloto deberá permanecer en reposo, y hasta que no esté debidamente constatada su recuperación no podrá volver a correr, por lo que está en duda su participación en Junín el 24 de este mes.

 

Fuente: La mañana de Neuquén



Siguiente Noticia Unión y Alvarado se enfrentan en el inicio de la reválida

Noticia Anterior Diputados analizan jury contra el juez marplatense Hooft

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario