El concejal Mario Rodríguez afirmó que “desde el radicalismo rechazamos el acuerdo que el Gobierno Nacional hizo con Irán, a espaldas del pueblo argentino”.

 

“Compartimos la postura del Comité Nacional y los Bloques Parlamentarios de no poner su sello en un memorándum que más que esclarecer, oscurece el atentado contra la AMIA. No deberíamos siquiera haber discutido este memorándum porque en el juicio no tienen competencia ni el Poder Ejecutivo ni el Legislativo. Es una obstrucción a la Justicia que además pone en juego nuestra soberanía”, concluyó.

 

Por su parte, el dirigente Gustavo Serebrinky expresó que comparte en un todo lo manifestado en su alocución por el Diputado Nacional Ricardo Alfonsín cuando, en su discurso en la Cámara de Diputados, opinó que “el oficialismo nos pide que aprobemos una ley para crear una comisión que actuará como una auditoría de lo actuado por la justicia argentina”.

 

El diputado radical también se refirió al nombre que lleva la “Comisión de la Verdad” y dijo que “debe ser rechazado porque significa aceptar la acusación de Irán en el sentido de que la Argentina no garantiza imparcialidad y que nuestra justicia no está buscando la verdad”.

 

Ricardo Alfonsín sostuvo que “el gobierno faltó a su compromiso de no tomar ninguna decisión sobre el tema del atentado a la AMIA sin contar con el acuerdo de las organizaciones que representan a los familiares de las víctimas, de la DAIA y de la AMIA y de las fuerzas políticas de la oposición. No sabemos por qué cambiaron de opinión”.

 

En el marco de la sesión que la Cámara de Diputados realizó para tratar el memorándum de entendimiento entre la Argentina e Irán por el atentado de 1994, texto que la comunidad judía rechaza, el diputado radical sostuvo que “desde el año 2005 a 2010, nuestro comercio con Irán aumentó en un porcentaje importante, el 1400 por ciento, según datos de la Cancillería”, señaló Alfonsín, en respuesta a los dichos de ayer del titular del Palacio San Martín, que dijo que el radicalismo había negociado con Teherán la venta de productos agropecuarios.

 

Por otra parte, Alfonsín expresó que “podría haber sido más inteligente” el argumento que dió el canciller para explicar por qué no se consultó el tratado con el fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, lo cual de acuerdo al funcionario fue para evitar una injerencia del Poder Ejecutivo en el Judicial”. “No sé si al canciller le falla el órgano de la comprensión o cree que nos falla el órgano de la comprensión a los diputados que vamos a creer semejante respuesta”.

 

“Timerman no pudo responder cuestiones centrales como los tiempos de constitución de la Comisión, su funcionamiento, cuáles serían los criterios utilizados para evaluar las pruebas o las constancias que se aportarán a la comisión. Aprobar en estos términos un memorándum con semejantes lagunas, sería firmar un cheque en blanco y nada más ni nada menos que a favor de quien está acusado de uno de los atentados terroristas más conmovedores de la historia argentina”, sentenció.



Siguiente Noticia "Las oficinas de ANSES no cuentan con servicio de urgencias"

Noticia Anterior Analizan medidas para una mejor evaluación de las condiciones climáticas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario