El canciller Héctor Timerman mantuvo duros cruces con figuras de la oposición durante el tratamiento en comisión del acuerdo entre la Argentina e Irán por el atentado a la sede de la AMIA, que este miércoles será debatido en el recinto.

 

Ante un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, Timerman puso de relieve que a partir del acuerdo, que cuenta con media sanción del Senado y que Diputados buscará convertir en ley mañana, “por primera vez en 19 años, Irán admite que puede sospecharse de sus funcionarios”.

 

En ese marco, Timerman abrió su exposición, al destacar que Néstor y Cristina Fernández de Kirchner “son los únicos dos presidentes de los 6 que ejercieron el cargo” desde ese ataque “que incorporaron la causa Amia en todas sus intervenciones ante las Naciones Unidas”.

 

Sostuvo que “podemos acumular otras 200 mil fojas pero si no se cumplen las declaraciones indagatorias no se registrará ningún avance significativo en esta causa” por el esclarecimiento del atentado contra la AMIA.

 

“Sería muy fácil descansar en la esfera de los tiempos judiciales para el Poder Ejecutivo, pero ese no es el estilo. No permitiremos que se nos juzgue por rehuir el camino político”, aseguró.

 

La etapa de preguntas comenzó con un fuerte cruce con el titular del bloque de diputados de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, quien sostuvo que Argentina “había virado 180 grados su posición frente a Iran”, lo cual fue retrucado por Timerman, al asegurar que “jamás” el gobierno nacional tendrá ningún acuerdo con ese país en cuestiones comerciales, a diferencia de la gestión de la Alianza.

 

“No nos interesa como ustedes venderles granos a Irán”, respondió Timerman, ante otra consulta del diputado radical.

 

Antes de plantear las preguntas de la UCR, Gil Lavedra consideró que el canciller “no ha disipado las dudas” de la bancada radical en torno a los alcances del acuerdo y sostuvo que “no es cierto que la causa “no está paralizada”, a la vez que cuestionó “el apuro” del oficialismo para avanzar en la aprobación del memorandum.

 

En su exposición, Timerman pidió además a los diputados de la oposición que rechazan el acuerdo que “no fantasee más”, al sostener que “no hay cláusulas secretas ni intereses espurios”, en torno al acuerdo y reiteró que “Argentina no cambió de posición”.

 

Timerman precisó que la comisión de la verdad, que se crea a través del acuerdo, “no puede sustituir ni alterar la actuación judicial”, al sostener que es una “herramienta” para avanzar en la búsqueda de justicia en la investigación del atentado contra la AMIA.

 

“Este es un paso importante en la defensa de los intereses de nuestra República”, afirmó el canciller, quien destacó la importancia de tener presente que “hay que buscar justicia y no ajusticiamiento; verdad y no venganza y las víctimas deben saber que no los olvidamos”.



Siguiente Noticia "Seguramente muchos se vieron reflejados con la desesperación de esta persona"

Noticia Anterior Lorenzetti aseguró que "la corte no debe gobernar"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario