Entre 2011 y 2012 se atendieron 895 casos de violencias en hospitales y centros de salud de la provincia de Buenos Aires: el 81,5 por ciento fueron mujeres. La franja más afectada es la que va de los 20 a 39 años y el tipo de violencia más común es la física, asociada a otras violencias.

 

Así se desprende de un estudio del ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y en esa franja etaria, el agresor casi siempre es un hombre que tiene o tuvo un vínculo sentimental con la víctima, por lo menos en el 77,5 por ciento de los casos.

 

“La problemática de la violencia contra la mujer debe ser abordada en el contexto de la atención pública de la salud en la provincia de Buenos Aires”, afirmó el ministro de Salud, Alejandro Collia.

 

Buenos Aires fue la primera provincia del país en contar con un registro estadístico sobre casos de violencia de género atendidos en los hospitales y centros de salud públicos. Este estudio es el segundo que se realiza; el primero fue presentado en noviembre de 2011.

 

El informe surge de las nuevas estadísticas, los datos comparados y del análisis epidemiológico sobre el período que va de enero de 2011 a diciembre de 2012 y fueron provistos por el Sistema de Información del Programa Provincial de Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género.

 

En total se contabilizaron 895 casos en las 12 Regiones Sanitarias en que se divide la Provincia : 729 corresponden a mujeres víctimas de violencia, es decir el 81,5 por ciento.

 

El ministro Collia aseguró que “es fundamental para nosotros contar con estadísticas sobre el flagelo de la violencia de género para dar un abordaje integral y una contención real a las mujeres que ingresan a los hospitales por esta causa”.

 

En 2012 fueron atendidas 383 mujeres: el 61,9% correspondió a mujeres de 15 a 39 años; el 13,8% de 40 a 60; el 12,8% de 6 a 14; el 6% de 1 a 5; el 2,6% en mayores de 60; y el 2,9% en menores de 1 año.

 

Las mujeres jóvenes son las más afectadas por las violencias. Con este porcentaje estamos viendo varias cuestiones en simultáneo: entre ellas la incidencia de los llamados noviazgos violentos; la mayor vulnerabilidad de las mujeres durante su edad fértil, muchas de estas mujeres sufren la violencia en el embarazo o cuando están criando a sus hijas e hijos pequeños”, explicó la coordinadora del Programa, Lidia Tundidor.

 

Además, indicó que la prominencia de mujeres jóvenes “expresa un incremento del deseo de pedir ayuda y recurrir al sistema sanitario, menos naturalización de las violencias y más visibilidad, que aumentan nuestra responsabilidad y compromiso”.



Siguiente Noticia Pulti encabezó el inicio de clases en escuelas municipales

Noticia Anterior Ministro de Trabajo reconoció numerosos casos de infracción

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario