A partir de los controles realizados por la AFIP en los restaurantes de los principales destinos turísticos del país, se detectó que incrementaron la facturación un 59% comparado con lo facturado durante los días previos a la llegada de los inspectores.

 

Así los comercios del rubro gastronómico facturaron 500 millones de pesos, cuando con anterioridad a los controles habían totalizado 315 millones de pesos. Esto supone que muchas ventas realizadas no eran efectivamente facturadas.

 

Los operativos, realizados en la Costa Atlántica, Córdoba, Cataratas del Iguazú, Bariloche, Entre Ríos, El Calafate, Rosario y Mendoza, obligó a los contribuyentes a que sus declaraciones juradas de IVA muestren el importante movimiento comercial que se verificó durante la temporada de verano en la actividad gastronómica.

 

Sólo en la Costa Atlántica, la presencia de AFIP en los restaurantes de distintas localidades provocó que se facturen ventas por aproximadamente 74 millones de pesos.

 

En Mar del Plata se incrementó la facturación en 18,5 millones de pesos, en Pinamar y Cariló en 20 millones de pesos, en el Partido de la Costa en 8,5 millones, en Necochea en 6 millones, en el partido de Villa Gesell en 5,5 millones y en los partidos de Monte Hermoso , Tres Arroyos en 11,5 millones de pesos y Bahía Blanca en 4 millones.

 

La presencia de los inspectores en un restó-pub de Mar del Plata generó que la facturación de cada noche se duplicara en 20.000 pesos respecto de los días previos a la llegada de los agentes de la AFIP.

 

Asimismo, en uno de los más conocidos restaurantes del Centro Comercial del Puerto, los controles del fisco generaron que las ventas diarias se incrementaran aproximadamente $ 30.000.



Siguiente Noticia Convocarán a meteorólogos para analizar posibles medidas preventivas

Noticia Anterior PAMI convoca a sus afiliados afectados por el temporal de granizo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario