El periodista y locutor pidió “no condenar de antemano” a su hijo, quien el domingo pasado atropelló, provocándole la muerte, a un vigilador en la autopista Panamericana.

 

Aliverti no concurrió al programa que conduce los sábados por radio La Red y, a través de un mensaje grabado, reiteró que es “el peor” momento de su vida, en referencia al accidente que protagonizó su hijo, Pablo García (28).

 

“Me ayudaron a pensar los que me quieren si debía estar al frente del programa de hoy. Fue unánime decidir que no porque no estoy seguro de afrontar con la atención que se debe una audición de tres horas”, fueron las palabras del locutor en la grabación con que inició este sábado a las 10 su programa “Marca de radio”, por AM 910.

 

Con respecto al accidente Aliverti dijo: “No puedo y no debo decir mucho más que lo expresado en esas palabras que subí al muro de `Marca´”, luego de lo cual repitió el comunicado que el miércoles último emitió a través de la página de Facebook de su programa.

 

Allí, el locutor reconocía que García era su hijo y afirmaba que sus sentimientos y los de su familia acompañaban “principalmente a los familiares de la víctima (Reinaldo Rodas, 53)”.

 

“Sencillamente no me da para andar hablando de macropolítica, y si me diera, sería una falta de respeto hacia el dolor de las víctimas. Más tarde la vida seguirá, no sé cómo”, continuó Aliverti y agregó: “No es uno de los momentos más dolorosos de mi vida, es el peor”.

 

“No puedo decir mucho más que esto porque esto es lo que sigo pensando y sintiendo. Y no debo porque está la causa. De esas palabras que escribí el miércoles, a 48 horas de lo sucedido, sólo corrijo que no es uno de los momentos más dolorosos de mi vida. Es el peor”, remarcó.

 

“Cuando escribí eso de que no hagan especulaciones, obviamente sabía que no tendría resultado. Pero tampoco podía dejar de pedirlo, en nombre de lo que siempre defendí: no se debe condenar de antemano, hay una causa en marcha, seamos profesionales”, pidió.

 

Aliverti sostuvo que lo que está viviendo le ratificó “con impresionantes creces la gente que vale la pena y la que no”.

 

“Pero al margen de lo sentimental, también me ratificó quiénes ejercen periodismo y quiénes son una basura técnicamente hablando. Entre los primeros, mucha gente que no piensa ideológicamente como yo”.

 

“De los segundos, todos los que ya sabía. A los primeros, gracias por la decencia profesional, por la estatura. No hablo de la solidaridad que me transmitieron. Hablo de su categoría periodística. A los segundos, gracias por haberme demostrado que no me equivoco en la identificación de la carroña. Una carroña indescriptible”, enfatizó.

 

El periodista pidió que el caso de su hijo sirva “para que de una vez por todas se abra un debate serio acerca de la ética periodística, más allá de la suerte judicial que sufra” García y concluyó que “todos somos o podemos ser víctimas de la gente que hace periodismo de esta manera”.



Siguiente Noticia Aldosivi sigue cosechando empates

Noticia Anterior Tres espectáculos se despiden de Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario