Luego de conocidos los números estadísticos de desocupación en la ciudad de Mar del Plata, la CTA manifestó su preocupación por las cifras.

 

Raúl Calamante, secretario de relaciones institucionales de la CTA Provincia de Buenos Aires, declaró que “no podemos seguir discutiendo en la ciudad de Mar del Plata como se toman las mediciones de desocupación. La desocupación está instalada y hay que ver cómo se resuelve”.

 

El dirigente sindical agregó que “cuando se dice que es un problema estructural no quiere decir que sea irreversible, ya que esto conlleva a repensar el tema y planificar una adecuada modificación de la matriz productiva”.

 

En tal sentido, hizo hincapié en la puesta en valor de la Central 9 de Julio “para contar con mayor energía y menor costo en la región”, tener una estrategia productiva del puerto, “con mayor calado para el ingreso de buques lo cual permitiría abaratar costo de transporte”, esto acompañado de la reactivación de las vías férreas que llegan al puerto, fortalecimiento del cordón frutihortícola, “permitiendo la producción y el desarrollo de productos de primera calidad de nuestra zona”.

 

“Todo esto hace no solo al desarrollo de la ciudad sino también a la toma de muchos más puestos de trabajo permanentes en el partido de General Pueyrredon”, resaltó.

 

Calamante afirmó que “Mar del Plata es una ciudad que por su ubicación geográfica y recursos naturales no puede estar disputando los primeros lugares de desempleo con ciudades sin estos recursos”.

 

Además, señaló la importancia de contar con una universidad “que entrega a diario inteligencia y formación profesional a nuestros vecinos, siendo un reservorio de soluciones para la ciudad”.

 

“Esto demuestra que falta decisión y voluntad política, además de una aplicación de un plan estratégico local que represente los verdaderos intereses de las mayorías populares y no la de las minorías empresarias”, amplió en este sentido el dirigente de la CTA Provincial.

 

El referente del Suteba añadió más adelante que ”cuando nos referimos a políticas públicas más allá de la ayuda imprescindible de la Nación (como planes sociales que afecten los problemas más duros), se debe profundizar obra pública desde la provincia de Buenos Aires, o implementación de programas sociales como el plan Argentina Trabaja, que solo llega mayoritariamente al conurbano”.

 

“La provincia de Buenos Aires debe dejar de ver a la ciudad como un lugar de veraneo y comenzar a verlo como un verdadero polo productivo, esto indudablemente hace foco en la política municipal, donde el Ejecutivo debe priorizar la inclusión de los más vulnerables y no su alianza con los grupos económicos locales, justamente con aquellos que sus intereses colisionan con los intereses de las mayorías”, concluyó.



Siguiente Noticia “El 25 vamos a construir un dato político contundente”

Noticia Anterior Hoteleros pedirán reunión con el Gobernador por impuesto a multipropietarios

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario