El Sindicato de Peones de Taxis expresó su malestar por la decisión de la justicia de dejar en libertad a uno de los implicados en la “picada” mortal que terminó con la vida de Vicente Saleb en Juan B. Justo y Cerrito el pasado 10 de febrero.

 

Se trata del joven de 21 años que manejaba el auto que no colisionó con el taxi que conducía la víctima de 44 años. Mientras que el conductor del Renault 21 permanece alojado en la Alcaidía 44 de Batán.

 

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo 10 de febrero pasado, cuando el chofer Vicente Fabián Saleb (44) circulaba con su taxi Renault 19 por la calle Cerrito y en momentos en que cruzaba la avenida Juan B. Justo fue embestido por un Renault 21 que venían corriendo picadas con un Fiat Uno.

 

El taxi, licencia 2084, en el que viajaba Saleb, fue embestido en la parte trasera por el Renault 21 manejado por Cristian Ariel Colaneri (23) y en el que viajaban otras tres personas, dos de ellas, mujeres.

 

El auto de alquiler se incrustó en el frente de un local de ropa y Saleb salió despedido del vehículo y quedó tendido sobre el interior del negocio, con graves heridas, y minutos después falleció.

 

El Fiat Uno bordó, conducido por Alejandro Matías Galván (23) y donde viajaba otra pareja, detuvo su marcha para ayudar a sus amigos y sacar las botellas de alcohol que había dentro del Renault 21 que provocó el accidente, según indicaron testigos del hecho.

 

Los conductores de los dos rodados que venían corriendo picadas fueron sometidos a tests de alcoholemia y en ambos casos dieron positivo.

 

Los imputados, Galván y Colaneri, fueron detenidos por disposición de la Justicia y quedaron alojados en la unidad Penal 44 de Batán.

 

Sin embargo, la jueza de Garantías 3 de Mar del Plata, Lucrecia Bustos, quien interviene en el hecho, dispuso en las últimas horas la excarcelación de Galván.

 

Cabe señalar que, la causa fue caratulada como “homicidio simple, con el agravante de la infracción al artículo 193 bis del Código Penal, por correr una carrera en la vía pública”.

 

Dicho delito, que prevé penas de hasta 25 años de prisión, recae sobre ambos conductores que venían corriendo la picada.

 

Donato Cirone, titular del Sindicato Unico de Peones de Taxis, cuestionó la decisión de la justicia de liberar a uno delos implicados en el hecho. “No fue un accidente. Mataron a un padre de cuatro hijos”, remarcó el gremialista.



Siguiente Noticia Se inició la primera etapa de las Torres Pelli

Noticia Anterior "Si Pulti no contara con mayoría en el Concejo, ya habría sido destituido"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario