Los legisladores del Frente Amplio Progresista, Alfredo Lazzeretti (PS), Ricardo Vago (PS) y Pablo Farías (GEN), junto al ingeniero Norberto Rosendo, Presidente de la Asociación Salvemos al Tren, realizaron un crítico diagnóstico de la situación actual de Ferrobaires y presentaron una propuesta para un correcto funcionamiento de la misma.

 

Lazzeretti expresó su preocupación por los medios de transporte público, en particular aquellos que unen a Mar del Plata con otros destinos, al entender que “la accesibilidad a esta ciudad es un tema central”.

 

En tal sentido, indicó que han visto con mucha preocupación como las frecuencias de los vuelos han mermado; “como se realizó un mega show con una terminal de cruceros cuyo objetivo es incrementar el turismo internacional y sin embargo lo barcos no pueden ingresar por falta de dragado. Hemos denunciado con pedidos de informes el estado lamentable de las vías terrestres, pero si hay un caso emblemático del deterioro y deplorable estado, es el tren”.

 

Lazzeretti recordó que en la década del ´90 había diez servicios diarios entre Plaza Constitución y Mar del Plata. “Actualmente tenemos menos de un servicio por día, dado que los días sábados y domingos no hay servicio. Es decir que en la década kirchnerista estamos peor que en la década neoliberal, menemista, de los noventa. Da vergüenza ajena el manejo de una empresa pública como Ferrobaires y ver como se la utiliza de agencia de colocación de punteros del oficialismo. Destruir un servicio público que afecta a más de 10 millones de personas en nuestra provincia, no tiene nada de progresista”, sentenció.

 

Por último, el legislador socialista expresó: “El estado actual de funcionamiento de los ferrocarriles trae grandes perjuicios a los ciudadanos. Esta situación que hoy atraviesa Ferrobaires, tiene responsables políticos y es el Gobierno Nacional también quien debe hacerse cargo, ya que en el año 2007 se votó una Ley provincial para que la Nación reasuma el control sobre los ramales gerenciados por Ferrobaires. Ante el silencio del gobernador Scioli frente al traspaso a Nación y tras casi veinte años de malas administraciones provinciales, algo nos debe quedar claro a los bonaerenses: que el peronismo no sabe gestionar.”



Siguiente Noticia Obispado y el municipio relanzan escuela de formación profesional

Noticia Anterior Presentan documental interactivo web "10AÑOSK"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario