La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desbarató una red que intentó contrabandear 540.000 celulares, además de baterías, MP3, MP4, Bluetooth y cámaras fotográficas en diversos operativos realizados en Córdoba y Ezeiza. El monto de comercialización de la mercadería involucrada es por más de 450 millones de pesos.

 

Por los montos económicos involucrados y las cantidades retenidas, se trata del mayor procedimiento contra el fraude marcario y sus delitos conexos realizado por la AFIP desde 2010.

 

Estas redes delictivas utilizaban rutas terrestres y aéreas que partían desde Hong Kong, haciendo escalas en Europa y Australia, concentrando sus cargas en Ezeiza, para luego intentar triangularlas en aviones de pequeño porte hacia Ciudad del Este (Paraguay) y diferentes lugares de nuestro país.

 

Por las características de los aparatos y leyendas insertas en sus envoltorios, una parte de las ventas seguramente tendría como destino, el territorio brasilero.

 

Dada la notoria calidad de copia de los aparatos, hubo casos donde se requirió la colaboración de representantes marcarios argentinos para identificar su imitación, aunque tecnológicamente no resultaron acordes con las calidades adulteradas.



Siguiente Noticia La Universidad Atlántida Argentina continúa con la inscripción para 2013

Noticia Anterior Reconocieron al escultor de la Fragata Libertad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario