Personal de Obras y Servicios Urbanos de la Municipalidad de General Pueyrredon, con motoniveladoras y camiones, se hicieron presentes en la avenida Juan B. Justo al 10800 del barrio Hipódromo, con el fin de limpiar los lados de la arteria, a la que desconocidos arrojaban deshechos de camas de caballos de los studs que existen en este barrio.

 

En este sentido, el titular de Inspección General, Eduardo Bruzetta, informó que “las camas de caballos se realizan con paja y viruta, las que una vez usadas son arrojadas por vecinos irresponsables a la vera de la avenida, provocando un impacto ambiental de grandes dimensiones, ya que, junto a esta paja y a la viruta en desuso, va mezclada el excremento de los caballos, los que, aparentemente, llegarían a un total de 150 ejemplares en el barrio”.

 

“Este impacto de gran envergadura origina presencia de roedores, olores nauseabundos así como también focos de incendio donde en muchos casos deben intervenir los bomberos para evitar que estos se propaguen”, señaló Bruzetta.

 

Cabe consignar que estas actividades de control se realizan en el marco del Programa Propietario Responsable y tiene como objetivo concientizar a los vecinos sobre el mantenimiento de lotes y el cuidado del medio ambiente.



Siguiente Noticia Piden informes por los recitales en el Unzué

Noticia Anterior Vicegobernador Mariotto visitó la Fundación CAFER

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario