El arzobispo de Buenos Aires y el director del departamento vaticano de las Iglesias Orientales son dos cardenales argentinos que suenan como posibles postulantes para suceder al Papa Benedicto XVI.

 

No obstante, la carrera para llegar a Sumo Pontífice incluye a varios candidatos más, entre ellos el arzobispo de Milán, Angelo Scola, su colega de Viena, Christoph Schoenborn, y el director canadiense de la oficina del Vaticano para los obispos, Marc Ouellet.

 

Dentro de la región, los principales candidatos parecen ser Odilo Scherer, arzobispo de la enorme diócesis de San Pablo, y el ítalo-argentino Sandri.

 

El cardenal Sandri, de 68 años, quien es recordado por haber leído los últimos mensajes que transmitió Juan Pablo II cuando su enfermedad no le permitía pronunciarlos por sus propios medios, se ajusta al perfil de juventud que buscaría el Vaticano.

 

Por su parte, el Arzobispado de Buenos Aires expresó su “sorpresa” por la decisión de Benedicto XVI de anunciar su renuncia y reconoció que el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Jorge Bergoglio, “es papable como los demás cardenales”.

 

El jefe de prensa del Arzobispado bonaerense, Federico Walls, afirmó que, al igual que en 2005, Bergoglio, de 76 años, figura entre los posibles candidatos a convertirse en el próximo Papa por sus actuaciones no sólo en Argentina sino también en el resto de América Latina.

 

De hecho, según trascendió en ese año, el cardenal argentino, nacido en el barrio porteño de Flores, fue el más votado en el cónclave donde se eligió al alemán Joseph Ratzinger como Sumo Pontífice.

 

“Es papable como todos los demás cardenales y él va a viajar cuando llegue la convocatoria por parte de Roma. Tiene la experiencia del cónclave pasado”, afirmó Walls al ser consultado sobre las posibilidades de Bergoglio de figurar entre los elegidos para asumir al frente del Vaticano.

 

En declaraciones radiales, Walls detalló que en Argentina “tenemos un cardenal” y resaltó que “la figura del cardenal Bergoglio es muy apreciada no sólo a nivel nacional sino internacional”.

 

Señaló, asimismo, que desde el Arzobispado se están realizando gestiones para acompañar al Papa porque anunciar su renuncia “no debe haber sido una decisión fácil”.



Siguiente Noticia Arba envió a juicio a 809 morosos con importantes deudas de patente

Noticia Anterior En emotiva misa recuerdan al dirigente Oscar Smith

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario