La Municipalidad informó que, en lo que va del segundo mes del año efectuaron más de 2000 controles de alcoholemia, de los cuales 84 casos fueron positivos punitivos, es decir, los conductores circulaban con un mayor grado de alcohol que el permitido poniendo en riesgo su vida y la de los demás.

 

Cabe destacar que el mayor valor arrojado en estos operativos fue de 3,38, superando ampliamente el mínimo permitido.

 

Asimismo, se secuestraron 20 motos y 495 vehículos por diferentes faltas, entre ellas dejar estacionados los mismos en paradas de colectivos, en rampas de discapacitados y en reservados de carga y descarga.

 

En 2013 –enero y los 10 días de febrero-, se registraron 5002 controles, resultando 663 casos positivos y de los cuales 230 fueron punitivos. Durante el mismo período de 2012, se efectuaron 5.271 controles de alcoholemia, de los cuales 758 resultaron positivos y, a su vez, 311 fueron punitivos.

 

Todos los controles de alcoholemia punitivos implican el secuestro del vehículo y la retención de la licencia del conductor.



Siguiente Noticia Curuchet estuvo en Tandil que vivió un fin de semana récord

Noticia Anterior Intervención de la CGT garantizó fuente de trabajo de una docena de personas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario