La Gruta ubicada en el puerto marplatense se está preparando desde hace varios días para celebrar el día de Nuestra Señora de Lourdes, el próximo lunes 11 de febrero.

 

El 2 de febrero pasado comenzó la novena y así cada día cientos de fieles se acercan a pedir, agradecer y dejar a los pies de la Virgen sus intenciones.

 

El lunes la misa central será a las 19, presidida por el Obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, y concelebrada por gran cantidad de sacerdotes luego será la procesión por las calles del puerto. Como es tradición, será una verdadera manifestación multitudinaria de fe y amor a la Madre de Jesús.

 

La Hermana Ana María Herrera, de la congregación de las Pequeñas Hermanas de la Divina Providencia que llevan adelante toda la obra de la Gruta de Lourdes, expresó “nos estamos preparando con muchísimo entusiasmo. Este año además de tener este regalo y privilegio en el Año de la Fe, que nuestra Gruta ha sido elegida por nuestro Obispo para que sea el lugar para ganar indulgencias; tendremos la visita canónica de nuestra madre general, Suor Natalina Rognoni”.

 

La religiosa señaló que durante la novena, participaron más personas que otros años, tanto durante la mañana –la actividad comienza a las 6 con el rosario y luego la misa- como por la tarde.

 

Para el lunes 11, las celebraciones se multiplican, hay un programa muy intenso para que todos los que quieran acercarse a expresar su fe puedan hacerlo. A las 6 se rezará el rosario de la Aurora y luego la misa en la capilla. A las 8 se celebra otra misa en la capilla, a las 9 y a las 10 la misa es en la Gruta, y ésta última rezando por los enfermos con bendición eucarística.

 

A las 12 se celebra la misa de la aparición de la Virgen en la Gruta, y a las 14.30 y 16 se celebra la misa en la capilla. Desde las 15, se estará rezando el rosario continuado en la gruta, pidiendo por los enfermos, la paz mundial y las intenciones particulares. Por último la misa central es a las 19 presida por el Obispo, se realiza la procesión por las calles del puerto y el regreso a la gruta con la bendición del Santísimo y el adiós a la Virgen.

 

Respecto a las inquietudes con las que se acercan las personas la Hermana Ana María detalló, “noto que la gente está muy preocupada por toda esta situación social, la falta de trabajo, la inseguridad, y que está con esa ansiedad, que todos tenemos, de que la situación mejore. En el año de la fe, el Espíritu Santo está moviendo a los bautizados, porque también he notado que se están acercando a los sacramentos de la confesión, la comunión, y es gente que hacía rato que no venía”.

 

Surgimiento de la Gruta de Lourdes

 

“La gente me pregunta cómo surgió, por qué; y yo contesto que fue por voluntad de la Virgen, y eso está claro en la infinidad de plaquitas que dicen, ‘gracias virgencita’. Si bien hay algunas que pueden decir otra cosa, la mayoría son de agradecimiento por favores que la Madre les ha concedido”.

 

La Hermana Ana María relató que hubo una religiosa, Suor Conceta Ghersi, a la que le decían cariñosamente “La Mamma”, quería hacer una gruta para la Virgen de Lourdes destinada a las alumnas del colegio Inmaculada Concepción. Y así solicitó los terrenos actuales, que era una cantera, y las mismas alumnas y sus papás fueron ubicando las piedras y dándole la forma que ahora tiene.

 

Se inauguró en 1937 y luego en 1950 se creó el Hogar de Ancianos y Enfermos Crónicos. “Creo que ninguna de las hermanas de la congregación en ese momento sospechaba que la gruta iba a tener esta dimensión de fe tan grande” resaltó Herrera.



Siguiente Noticia Bisnieto del primer encargado puso en marcha el antiguo reloj de la ex Terminal

Noticia Anterior "La calidad del agua del mar muestra muy buenos niveles"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario