Se dio por finalizado el ciclo “Escuelas Abiertas de Verano” con un acto y entrega de diplomas a los internos que realizaron tareas de decoración de aulas, asistieron a talleres de maceteros a partir de neumáticos usados, y cocina de pochoclos y garrapiñada, durante los meses de enero y febrero en la Unidad Penitenciaria Nº 15 de Batán.

 

Del acto participaron el Director de Unidad, Horacio Falcone, el Director de la Escuela Primaria para Adultos Nº 734, Hugo Velázquez, los Docentes Anahí Rodríguez, Gerardo Frías, personal de Asistencia y Tratamiento, Delegación de Educación y Cultura, Delegación de Prensa y RR. II. e internos que asisten como alumnos.

 

Los internos realizaron trabajos de recuperación del espacio físico donde estudian, ya que las aulas recibieron tareas de revoque, pintura, empapelado y decoración, además aprendieron como fabricar maceteros a partir de neumáticos reciclados y asistieron a un curso de pochoclos y garrapiñada que convidaron a los asistentes.

 

Falcone resaltó que “la importancia radica en como romper los estereotipos, y transformar un ámbito de encierro en algo productivo, como ya hemos visto en experiencias pasadas los principales motivadores de un cambio de conductas son el trabajo, la educación y la cultura. Y es de destacar también el taller de garrapiñada que representa un paliativo como recurso laboral a la hora de recuperar su libertad y como fuente de ingresos”.

 

Uno de los internos Alberto comentó: “Aquí hay que poner voluntad, levantarse temprano, luego nos explican las técnicas de cocina y día a día fuimos aprendiendo, esto nos ayuda a salir adelante, yo tengo una hija y hasta que consiga trabajo o mientras tanto saldré a vender pochoclo y garrapiñada”.

 

Luego también Sergio nos explicó: “Primero se limpió a fondo, se pintaron paredes, techos, y se colocaron guardas, algunos no sabían ni pintar, acá además de educarnos en la escuela, aprendemos a quererla y a cuidarla y de pasó mejoramos un lugar donde estudiamos y esto nos da satisfacción por nosotros y por los compañeros”.

 

Desde la escuela agradecieron al Consejo Escolar de General Pueyrredón, en la figura de Orlando Calabrese, que donaron parte de los materiales, a los docentes que contribuyeron con otra parte y la Unidad que viene complementando con trabajos de refacción de pasillos y techos además de la puesta en valor del salón de actos de los establecimientos escolares.



Siguiente Noticia Guillermo Saccomanno presentó "Cámara Gesell"

Noticia Anterior Recital de piano a beneficio del Hogar Nazaret

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario