Los consumidores volvieron a pisar el freno durante enero y las ventas minoristas crecieron sólo un 1,7 por ciento, respecto del mismo mes del año pasado, por lo que hay preocupación entre los comerciantes.

 

Según un reporte de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, los comercios minoristas iniciaron el 2013 “con tranquilidad”, debido al escaso crecimiento registrado en sus ventas.

 

No obstante, la CAME aclaró que el primer mes del año habitualmente es “más calmo” en materia de consumo que los que le siguen: enero se encontró con un público medido, sobre todo en sus decisiones de gastos en bienes y servicios de mayor valor.

 

Las ventas recibieron el impulso de Reyes y del movimiento turístico que son movilizadores de la actividad en enero.

 

A su vez, subrayó que “aunque a principio de mes parecía que habían desaparecido las cuotas sin interés, muchos comercios volvieron a introducirlas para atraer al cliente y los resultados fueron inmediatos”.

 

En contraposición, advirtió que “restó consumo la venta ilegal, que cada año se hace más presente en el país”.



Siguiente Noticia Para el titular de la AMIA "este es un momento difícil"

Noticia Anterior Aseguran que bajó el índice de empleo no registrado en la costa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario