En el marco de los distintos anuncios realizados por el intendente del Partido de General Pueyrredón, Gustavo Pulti, en relación al proyecto de traslado del palacio municipal y el acuerdo efectuado con la empresa Telefónica de Argentina para su financiación, los integrantes de la mesa de conducción política del Frente para la Victoria local manifestaron su desacuerdo y preocupación.

 

A través de un comunicado, repudiaron que el intendente firme un convenio con Telefónica de Argentina, “en un contexto de muy poca claridad en el que ni siquiera se entiende por completo cuál es el beneficio que sacaría de esto la empresa corporativa. Empresa corporativa de cuyos fines altruistas nos permitimos dudar. Desconfiamos absolutamente del supuesto de que otorguen este dinero `sin costo de financiación´ y sin otro objetivo más que el de ayudar al municipio”.

 

“Nos permitimos incluso repudiar que el Intendente acuda a una corporación en busca de dinero que perfectamente podría conseguir cobrando a Cablevisión –otra corporación a la que se beneficia permanentemente- las tasas municipales que le corresponde abonar y no abona, o el soterramiento para el posteo que nunca pagó, o las multas por el incumplimiento sistemático de la ley, que tampoco nunca pagó”, agregaron.

 

Desde el FpV entendieron que por vías legales y mucho más cercanas a la política de un gobierno nacional al que Pulti asegura pertenecer, “podría conseguir el financiamiento que necesita sin depender de la `generosidad´ de una empresa, que a su vez, tal como indica la Comisión Nacional de Comunicaciones en una decisión que apoyamos plenamente, podría usar ese mismo dinero en el plan de inversiones para mejorar su servicio”.

 

“Repudiamos también la decisión inicial del ejecutivo municipal de embarcarse en una iniciativa que no solamente es apresurada, sino que además implica un compromiso de los fondos públicos a un período tan extenso que deberán afrontarlo las futuras gestiones de gobierno”, añadieron.

 

Más adelante, expresaron que a nivel municipal “existen infinidad de deudas pendientes con el pueblo que son mucho más prioritarias que este proyecto, y nuestro espacio sólo consideraría oportuno un esfuerzo económico tan grande como este, si su objetivo fuese financiar iniciativas que resuelvan las problemáticas de los barrios marplatenses en cuanto a la carencia de viviendas, a la precariedad del sistema de salud, a las fallas en el sistema educativo, a la falta de inclusión”.

 

“Aún si pensamos sólo en el funcionamiento del municipio, existe más de una necesidad que habría que resolver antes de lo edilicio, empezando por el funcionamiento de la gestión cotidiana”, consignaron.

 

“De la misma manera, tal vez con este anuncio se busque desviar la atención de los asuntos que realmente preocupan a la gente, como es en este caso el reciente aumento del boleto de colectivo, una medida que perjudica de manera absoluta y directa al pueblo para, una vez más, responder a los intereses de una empresa”, subrayaron.

 

“Todo esto, paradójicamente, parte de un ejecutivo municipal que afirma pertenecer a un gobierno nacional y popular. De un intendente que dice fomentar el diálogo, pero anuncia en los medios locales decisiones tan importantes como el traslado del palacio municipal incluso antes de elevar el proyecto para su discusión dentro del Honorable Concejo Deliberante, al que solamente solicita que ponga la firma en sus disposiciones”, concluyeron.



Siguiente Noticia Defensora del Pueblo convoca a asociaciones vecinales de fomento

Noticia Anterior Casi 1.400.000 turistas pasaron en enero por Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario