El director ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio, se manifestó así en la sede de la AFIP, en donde explicó los detalles del aumento del 15,18% para los jubilados y pensionados, recordando las palabras de Néstor Kirchner.

 

Junto al titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, explicaron detalles de las medidas anunciadas por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre el incremento del mínimo no imponible en el impuesto a las Ganancias y el aumento de las jubilaciones y pensiones previsto por la Ley de Movilidad Jubilatoria.

 

Mientras Echegaray detalló el incremento del mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias, sobre lo cual indicó que “el incremento del 20 por ciento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias significará un sacrificio fiscal, del cual gran parte se va a volcar al consumo”.

 

Por su parte, Bossio explicó la aplicación de la Ley de Movilidad Jubilatoria que fijó el primer aumento de las jubilaciones y pensiones del año en 15,18%.

 

Durante la presentación, Bossio sostuvo que “el índice tiene dos componentes, el crecimiento de los recursos tributarios y el incremento de los salarios. Respecto al segundo indicador, se toma el índice más beneficioso, ya sea el de la Secretaría de la Seguridad Social o el del INDEC. Para marzo se utilizó el de la Secretaría de la Seguridad Social (RIPTE). Asimismo, de los ingresos de la ANSES, el 45% son de ingresos tributarios, que tuvieron un alza muy significativa”.

 

Bossio también se refirió a la eficacia de la aplicación del índice elegido para aplicar la Ley de Movilidad: “Al hacer este anuncio del nuevo aumento, se nota que la elección del índice fue acertada. Y eso a pesar de que hubo diarios que anunciaban que el aumento sería mucho menor. Pero ya vemos que cuando hay eficacia y eficiencia, se nota”.

 

Y luego agregó: “Mientras en otros países se habla de los gastos que genera la clase pasiva, nosotros estamos orgullosos del éxito que tuvo el plan de inclusión, que permitió acrecentar la cantidad de jubilados: más del 45% de los mismos son por moratoria, lo que habla de la importancia que tiene el sector para este Gobierno. A fines de los 90, estábamos en el 66% de cobertura. Hoy, el 94,3% en edad de jubilarse en Argentina puede hacerlo, muy lejos de otros países de América Latina: le siguen en el ranking Brasil, Chile y Uruguay, con una tasa de cobertura del 78%. Incluso ya tenemos pendiente una reunión con nuestros pares de Colombia, que nos pidieron ayuda para tratar de incrementar la cantidad de jubilados en su país”.

 

Luego, Bossio añadió que “el 46% de los jubilados cobran arriba de la jubilación mínima, que aumentó unas 14 veces desde 2003. Eso fue posible gracias a que el presidente Néstor Kirchner consideraba que fomentar el aumento de la mínima jubilatoria era un acto de justicia social”.

 

Finalmente, el titular de la ANSES expresó que: “Para el Gobierno argentino, los jubilados son prioridad. Por eso, subir los haberes no es un gasto, sino una inyección adicional al circuito de consumo, producción e inversión del país. El incremento jubilatorio dispuesto por la presidenta Cristina Kirchner permitirá disponer para las familias de 32.000 millones de pesos adicionales, que serían destinados de manera mayoritaria al consumo. Eso se consiguió gracias al crecimiento económico, al aumento de la recaudación y a la evolución de los salarios, así como a la capacidad y a la eficiencia en la administración”.



Siguiente Noticia "El aumento del mínimo no imponible no recompone el poder adquisitivo de los trabajadores"

Noticia Anterior Golpe al bolsillo: aprueban suba del boleto a 3,23 pesos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario