El obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, brindó un mensaje a la comunidad pesquera del puerto de Mar del Plata, en el marco de los actos religiosos y litúrgicos de la jornada de cierre de la fiesta Nacional de los Pescadores, que culminaron con la tradicional procesión de la imagen del patrono y protector de los pescadores, San Salvador.

 

Instó a todos los actores del puerto a promover la cultura del trabajo y defender la dignidad del trabajador. Así como bregó por el apoyo político con medidas como el dragado del puerto.

 

Se trata, desde hace 85 años, de una tradición que se repite en la ciudad sumando cada vez más adeptos. Dio inicio por la mañana con la Solemne Misa cantada con la presencia de autoridades invitadas, pescadores con sus familias y feligresía en general, y la participación del Coro Parroquial.

 

Por la tarde, se llevó a cabo una concentración en la Parroquia La Sagrada Familia y San Luis Orione y a partir de allí comenzó la Procesión de la Sagrada Imagen de San Salvador hacia la banquina de pescadores, continuando la misma en forma náutica, presidida por Monseñor Antonio Marino.

 

En su mensaje, el representante de la Iglesia de Mar del Plata se refirió al origen cristiano de esta celebración que debe también seguir inspirando la búsqueda de soluciones a los problemas que presenta la variada y compleja actividad pesquera y portuaria.

 

“La intención del Padre Dutto fue profundamente cristiana y plenamente humana, al proponerse promover la cultura del trabajo y defender la dignidad del trabajador. En su tiempo, según sus propias palabras, él quiso `orientar cristianamente a una clase de honestos trabajadores engañados y explotados´”, manifestó el Obispo.

 

Marino se refirió a los problemas del puerto y a su complejidad, “entre otras cosas por la diversidad de actores, que viven situaciones muy diferentes según la escala social y el rol que les cabe. Como obispo no puedo brindarles soluciones técnicas sino principios que animan en su búsqueda“.

 

“Dada la trascendencia que tiene el puerto de Mar del Plata, por ser el más importante puerto pesquero del país, a la luz de los acontecimientos del año pasado, ante todos los actores expreso mi deseo de que todos entendamos que tenemos derechos y obligaciones, y que cualquier solución que se intente debe estar presidida por la voluntad de tender a la paz y a la amistad social“, expresó más adelante.

 

En otro párrafo de su mensaje, Monseñor indicó que, entre las diversas causas de la crisis portuaria, aunque no la única, varios dirigentes empresariales y sindicales han coincidido en señalar el factor político.

 

“Por esta razón, pedimos a Dios que ilumine a las autoridades para que apoyen, ayuden y puedan resolver los problemas de la actividad pesquera, en la atenta escucha de justos reclamos. Esto no significa que todo el peso de los conflictos recaiga sobre un único factor”, indicó.

 

“Recibimos con satisfacción las prometidas obras de dragado de los canales de acceso al puerto, que potenciarán notablemente su uso, junto con la creación de tantos puestos de trabajo para las familias que más lo necesitan”, agregó.

 



Siguiente Noticia Más de 30 mil personas visitaron la primera Expo Sierra

Noticia Anterior Califican de "histórico" el acuerdo con Irán por el tema Amia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario