La principal causa de consultas en los hospitales móviles que el ministerio de Salud de la Provincia instaló en Mar del Plata fue la gastroenteritis con el 20 por ciento de los casos sobre casi 9 mil. Del total de casos el 12 por ciento correspondió a chicos menores de 13 años, con un pico entre los 4 y los 5 años.

 

Una situación similar se refleja en el Hospital Materno Infantil donde se atienden entre un 20 y un 30 por ciento de consultas por gastroenteritis en las guardias.

 

“Los nenes no tienen la misma capacidad inmunológica que los adultos para defenderse de los virus y las bacterias que provocan las gastroenteritis. Son más vulnerables y, sobre todo, dependen del cuidado de los padres”, afirmó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, y destacó que “exhortamos a tomar las medidas de prevención necesarias para que las vacaciones sean placenteras y no terminen con nenes enfermos”.

 

El relevamiento del ministerio de Salud incluye los tres hospitales móviles ubicados en la ciudad de Mar del Plata, donde se concentran gran parte de los veraneantes bonaerenses. Los hospitales están ubicados en Plaza Colón, Las Toscas y el complejo Punta Mogotes.

 

El ministro Collia remarcó un dato que llama la atención sobre la mala alimentación de los niños en la playa: “en la última semana vimos un crecimiento del 5 por ciento en los casos de gastroenteritis que atendemos en los hospitales móviles, sobre todo en niños”.

 

En rigor, en la última semana (del 18 al 25 de enero) se detectaron 1185 casos de gastroenterocolitis: el 4,48 por ciento correspondió a niños de 0 a 5 y el 7,62 a niños de 5 a 14. El resto corresponde a adultos, quienes pueden resistir mejor que un menor un cuadro de este tipo.

 

La gastroenteritis es una inflamación de la membrana mucosa del estómago y los intestinos que produce dolor abdominal, diarreas y vómitos. Las más comunes son las virales -se enferma un integrante del grupo familiar y luego cae otro- y le siguen las bacterianas -intoxicaciones-, que están directamente relacionadas con la higiene y manipulación de los alimentos.

 

LOS RIESGOS

 

El director provincial de Atención Primaria, Luis Crovetto, explicó el riesgo al que se exponen los menores: “los niños están son más sensibles a la contaminación en los alimentos, a que se rompa la cadena de frío de la leche que toman o el yogur que se lleva a la playa, a la deshidratación, los golpes de calor, la mala higiene”. Y concluyó que “tienen menos posibilidades de defenderse y son más susceptibles a sufrir infecciones”.

 

Las medidas de prevención para evitar una mala pasada en las vacaciones, sobre todo en menores de 5 años, es evitar la playa en el horario de 11 a 16 horas. “Si no se lo expone al sol más peligroso se previenen cuadros de deshidratación y golpes de calor y, además, se garantiza que el almuerzo esté en buenas condiciones al comer a la sombra, en el departamento o la casa”, informó Crovetto. Otro dato a tener en cuenta es que ya se atendieron, en lo que va de la temporada, 1179 consultas pediátricas.

 

En tanto, el pediatra Pedro Sabando del hospital provincial Tetamanti de Mar del Plata informó que “estamos atendiendo entre un 20 y un 30 por ciento de consultas por gastroenteritis en las guardias”.

 

De esas consultas, según Sabando, entre el 1 y el 10 por ciento queda internado por cuadros de deshidratación. “Los casos que más atendemos son de nenes de 4 y 5 años, que es una edad complicada porque empiezan a comer de todo en la playa, cuando debe mantenerse una buena alimentación”, finalizó el pediatra.



Siguiente Noticia El tango seguirá enamorando a marplatenses y turistas en la Torre Tanque

Noticia Anterior El Municipio clausuró un chiringo en el balneario Alfar

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario