Un grupo de militantes del Frente para la Victoria de General Pueyrredón fueron abordados el pasado martes a la noche por dos patrulleros de la policía bonaerense, detenidos y trasladados a la Comisaría 6ta por estar realizando una pintada de índole ideológico-política en un paredón.

 

Los integrantes de la Mesa de Conducción Política del Frente para la Victoria de General Pueyrredón señalaron que lamentablemente este no es un hecho aislado.

 

“Es parte de una serie de acciones que en el último tiempo han reflejado un inconfundible hostigamiento, y en una visión generalizada, se suma a un ejercicio de violencia física y psicológica para con los jóvenes que participan activamente de la política y que ha pasado a convertirse tácitamente en una práctica institucional del actual gobierno municipal y de la policía de la provincia de Buenos Aires”, expresaron.

 

“Durante el año pasado solamente, hubo situaciones de represión a jóvenes en las puertas del palacio municipal de Mar del Plata en cuatro oportunidades distintas. A su vez, en varias ocasiones oficiales de la Bonaerense detuvieron y agredieron a grupos de militantes que se encontraban utilizando una herramienta de expresión popular como son las pintadas”, agregaron.

 

“Sin entrar en acusaciones en perjuicio de los oficiales de la policía y al Subcomisario que intervino en el operativo indicando que se procedía a la detención por una orden expresa, y que además en este caso en particular no maltrataron a los compañeros, desde la mesa de conducción política del Frente para la Victoria de General Pueyrredón queremos manifestar nuestro repudio ante este hecho, que no refleja más que una clara persecución ideológica y un intento de criminalizar las acciones militantes de nuestros jóvenes”, expresaron.

 

“Entendemos que vivimos en una sociedad democrática que preserva la libertad de opinión y de expresión, y consideramos desmedida la decisión de detener y mantener demorados a los militantes por un hecho de semejantes características, sobre todo si tenemos en cuenta que la pintada de paredones es una práctica por demás habitual en nuestra ciudad”, añadieron.

 

“Por eso, es nuestro deber poner en tela de juicio las decisiones políticas de un poder ejecutivo municipal, que dejan en evidencia una metodología basada en el amedrentamiento y la censura. Debemos solicitar al intendente municipal, Gustavo Pulti, que ponga un fin a estas prácticas tan contrarias a un sistema fundado en la libertad y la democracia”, manifestaron.



Siguiente Noticia Comenzó la 1º Expo Sierra en la Plaza del Agua

Noticia Anterior Dolorosa situación del Monumento a los Caídos en Malvinas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario