Profesionales de INTI-Mar del Plata lograron con éxito simplificar un procedimiento para obtener lenguado deshidratado. Con este desarrollo los alimentos podrían venderse sin refrigeración y reducir así los costos de traslado y las pérdidas pos-pesca.

 

El proceso para obtener lenguado deshidratado a partir del ejemplar congelado se logró mediante la adaptación de un equipo secadero-ahumadero con el que ya contaba INTI-Mar del Plata.

 

Además de secar y ahumar cualquier tipo de alimento, el equipo sirve para obtener datos y muestras. En este caso, el procedimiento utilizado para lograr la deshidratación del pescado fue similar al que se emplea en liofilización, que consiste en congelar previamente los alimentos y luego darles calor al vacío hasta que queden completamente secos.

 

El procedimiento de liofilización sin vacío es teóricamente posible desde hace un tiempo pero el control del proceso es muy dificultoso; sin embargo, los profesionales marplatenses se encuentran en plena tarea y han logrado resultados exitosos.

 

El desarrollo se enmarca en el proyecto “Mejora de la seguridad alimentaria mediante la reducción de pérdidas pos-cosecha en el sector pesquero”, también conocido como SECUREFISH.

 

Además del INTI, participan en esta iniciativa ocho institutos de ciencia y tecnología y cuatro pymes de proyección internacional del Reino Unido, Portugal, Holanda, Namibia, Kenia, Ghana, Malasia e India.

 

La alarmante cifra que dio origen al proyecto indica que en el mundo se desperdicia el 50% de los alimentos como consecuencia de las pérdidas que se producen desde su obtención hasta su consumo.

 

La ventaja de obtener alimentos deshidratados reside en reducir los altos costos de transporte y distribución de los productos congelados y evitar las pérdidas generadas por fallas en la cadena de frío.



Siguiente Noticia Se realizó la segunda jornada de las charlas sobre Derechos Humanos

Noticia Anterior Un estudio afirma que las obras de Aldosivi no afectan la Reserva

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario