Carlos Carrasco, residente vecino de Comandante Nicanor Otamendi, ex ciclista federado, se apresta a vivir una aventura personal que, más allá del desafío deportivo, tiene una significación muy especial para él y toda su familia.

 

Unir Valparaíso, Chile, y Mar del Plata, Argentina, en bicicleta. De eso se trata.

 

Por tal motivo, Carrasco fue recibido en la fecha por el director de Política Deportiva de Deporte Mar del Plata, Juan Manuel Aiello, quien le expresó todo el apoyo de la cartera deportiva, ayudándole en su viaje.

 

Serán en total 2.000 kilómetros sobre todo tipo de superficies, incluyendo el cruce de Los Andes por Los Caracoles, Puente del Inca, Mendoza, San Luis, La Pampa y la provincia de Buenos Aires por Ruta 226 hasta llegar a Mar del Plata uniendo los océanos Pacífico y Atlántico.

 

“Tengo en mente realizarlo en 20 a 25 días. Pero hay que tener en cuenta el factor climático o cualquier otro inconveniente que pueda suceder. La idea es recorrer entre 100 y 120 kilómetros diarios y también aprovechar para conocer lugares y gente”, explica Carrasco quien a la vez se dotará de paneles de energía solar para concientizar a las personas de las distintas latitudes acerca de la importancia de su implementación para la ecología.

 

“Hace meses que estoy entrenando para este fin, que completa un triunfo personal, familiar. El 5 de febrero es el cumpleaños de mi nene Lionel, que sufre el Síndrome de Dandy-Walker, que es una malformación en el cerebelo que afecta equilibrio y motricidad del cuerpo. Con mi señora decidimos apostar todo a su recuperación y, hoy en día, a casi 2 años de su nacimiento, puedo decir que está en un 90 por ciento recuperado”, detalla.

 

Según la definición del NYU Langone Medical Center, “el síndrome de Dandy-Walker es una deformidad cerebral presente al nacer que comprende una deformación del cerebelo y la presencia de quistes en la parte inferior del cerebro. La deformación comprende una área en la parte posterior del cerebro que controla el movimiento y el aprendizaje cognitivo. En muchos casos, también hay una acumulación anormal de líquido cefalorraquídeo dentro de los ventrículos de la vena. Los síntomas de este síndrome se pueden desarrollar repentinamente o pueden pasar desapercibidos”.

 

Un viaje personal, deportivo y ecológico el de Carrasco. También solidario, ya que “tanto yo como mi señora quedamos a disposición para ayudar a personas con esta problemática de salud”. Su partida hacia Chile se producirá el 6 de febrero.



Siguiente Noticia Alberto Fernández en Mar del Plata

Noticia Anterior Florencia Etcheves y ”La Virgen en tus ojos”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario