El ministerio de Salud de la Provincia clausuró durante el fin de semana siete boliches montados en los balnearios en la costa por infringir las leyes de nocturnidad. En la mayoría de los casos fue por no contar con la licencia que habilita la venta de alcohol y por el expendio de bebidas alcohólicas a menores, se informó oficialmente.

 

Una de las clausuras se produjo en Mar del Plata, en las playas del sur, por vender alcohol a menores en una fiesta de música electrónica y por falta de licencia para vender bebidas alcohólicas.

 

Según explicó el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, de esta forma “se evitan intoxicaciones graves, hechos de violencia y choques por conducir alcoholizados”.

 

El ministro, quien participó de un operativo que se hizo en Mar del Plata, dijo que “hemos visto que esta temporada las fiestas y el consumo se extendieron a los balnearios, por eso también estamos inspeccionándolos”. Agregó que en la primera quincena de enero se hicieron operativos en 50 balnearios de la costa atlántica de los cuales 7 fueron clausurados.

 

En Mar del Plata, donde se inspeccionaron 4 balnearios, los inspectores del Reba, de la Dirección de Inspección del municipio y de la Policía de Seguridad clausuraron el puesto de bebidas en Arena Beach, por vender alcohol a menores en una fiesta de música electrónica y por falta de licencia para vender bebidas alcohólicas.

 

En Pinamar, donde inspeccionaron 24 balnearios, clausuraron los paradores playeros Tritón, Cocodrilo y Los Delfines, ambos por carecer de licencia Reba, que es la que habilita la venta de alcohol en la Provincia.

 

En Mar de Ajó, donde llevan realizados 26 operativos en balnearios, fueron clausurados por el mismo motivo los paradores Puerto Mandinga, Plata Club y La Aldea. Mientras que en San Bernardo clausuraron dos almacenes por vender alcohol fuera del horario permitido.

 

EN BOLICHES Y CONDUCTORES

 

Además, continuaron durante el fin de semana los controles a comercios, boliches y conductores en la costa y el Conurbano.

 

Los inspectores realizaron un total de 806 test de alcoholemia en Mar del Plata, Quilmes, San Bernardo y Pinamar, de los cuales sólo 44 resultaron positivos punitivos, es decir, presentaban más de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, lo que los coloca en riesgo para sí mismos y para terceros, por lo que se les retuvo el auto y la licencia de conducir.

 

Por otra parte, se inspeccionaron 34 boliches y comercios en Quilmes, Miramar y Mar del Plata: un almacén, un bar y un boliche fueron clausurados por concurrencia simultánea de menores y mayores de edad, y venta fuera de horario.



Siguiente Noticia El 70 % de los hinchas controlados en el Superclásico tenían deudas con Arba

Noticia Anterior Comienza el Juego de las Estrellas de Básquet

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario