Decenas de turistas aprovecharon la tercera edición de la Convención de Tatuaje, que reúne a más de 80 tatuadores de todo el mundo, para llevarse la piel sellada de arte mientras que otros tantos disfrutaron del recorrido por los stands de ese extravagante mundo en donde abunda el estilo propio y la autenticidad.

 

Sobre la playa, en el Salón del Mar del Torreón del Monje de la ciudad marítima, se desarrolla hasta el próximo domingo este encuentro que excede las modificaciones corporales e incluye diseño de indumentaria, bandas en vivo, exhibiciones de deportes extremos y venta de insumos como piercing, tintas y maquinarias.

 

A sólo una cuadra del espacio donde se lleva a cabo la convención, la movida tatoo se hace notar con hombres y mujeres que pasean con alguna parte de su cuerpo cubierta de papel film, lo que se traduce en una nueva adquisición corporal, que a los turistas curiosos llama la atención y los invita a espiar ese universo envuelto de colores, dibujos y perforaciones.

 

Las propuestas de los stands son variadas, hay algunos centrados en el mercado del tatuaje -un terreno que a nivel nacional creció mucho en los últimos años- como el de Cancerbero, que ofrece una gama de más de 200 tonalidades de pigmentos, así como también agujas, pinzas, punteras y maquinaria específica para delinear, pintar o sombrear.

 

Con mil quinientos pesos el amateur puede armar un kit de tatoo doméstico. Mucho más necesita el profesional quien con diez mil podría estar en condiciones de montar su propio local.

 

En materia de indumentaria, hay locales como “Salven a la Reina” atendido por sus creadoras, dos jóvenes estudiantes de historia que se metieron de lleno en la movida pin up, rockabilly y rocker para poder “bancarse” el último año de carrera. Ellas proponen diseños sensuales anclados en la década del 50, “una moda- aseguran sus vendedoras- con la onda de la gente de tatoo”.

 

Old y new school, realismo, black and grey, full color, oriental o tribal maorí son algunos de los estilos que el visitante puede ver por los stands de tatuajes, cuyos artistas a todo momento están con aguja en mano dibujando diseños, que en muchos casos requieren horas de trabajo por sus significativos tamaños.

 

Pasada la medianoche, al cierre de cada jornada, se realiza la elección temática de la modificación corporal del día -espalda femenina y masculina, estética de piercing, serie de dibujos, entre otros- y el premio consiste en un trofeo pintado durante la estadía de cada uno de los tatuadores allí reunidos.

 

Los seminarios son la actividad más esperada por lo artistas de la convención, es que allí se recupera desde la teoría este arte que nunca tuvo lugar en el círculo académico pero que a medida que pasan los años suma mayor cantidad de adeptos.

 

El viernes fue el turno del tatuador brasileño Douglas quien en su charla rescató una de las tradiciones clásicas de este universo, la ´old school´, nacida en Estados Unidos e identificable por los contornos de líneas gruesas, la escasa combinación de colores y la tipografía.

 

En esta tercera edición los stands más convocantes son los del venezolano Jee Sayalero y el uruguayo Víctor Portugal que a toda hora tienen montones de curiosos alrededor con ganas de llevarse tatuada la piel por estos dos artistas de exquisitos dibujos.

 

“Estaba esperando la convención para tatuarme con Víctor, un genio en el ´Black and Grey”, dice un marplatense al que le asoman tatuajes por todo su cuerpo. “Jee hace unos diseños increíbles, quiero hacer algo con el mar y él es el indicado”, asegura otro visitante sobre este artista reconocido por el cruce de intensos colores y dibujos de paisajes caribeños.

 

La comunidad tatoo es un pulpo que crece año a año y Mar del Plata su eventual sede. Por tercera vez, la playa es testigo de las magníficas obras de arte que pueden alojarse en la piel, creadas por diseñadores e ilustradores que se mantienen al margen del tradicional círculo artístico, que nadie duda, debería incluirlos.

 

La convención se extenderá hasta este domingo desde las 12 hasta pasada la madrugada, en el Torreón del Monje, construcción legendaria de la ciudad costera, ubicada en el balneario marítimo.



Siguiente Noticia Retiran cercos "discriminatorios" de playas del sur

Noticia Anterior La FUA inició su ciclo "Politica en Chancletas" por la Costa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario