El Colegio de Farmacéuticos de General Pueyrredon continúa con la campaña de concientización para combatir la venta ilegal de medicamentos debido a la gran peligrosidad de esta práctica.

 

Al preguntarse sobre lo que busca un paciente al adquirir un medicamento, prescripto por su médico, destacaron “recuperar el estado de bienestar que significa estar sano o paliar una dolencia crónica. Esa acción la canaliza en la farmacia, donde el farmacéutico le dispensa la especialidad medicinal y le despeja las dudas con respecto a su uso, forma de tomarlo, sus reacciones adversas y contraindicaciones”.

 

Por tal razón, dejaron en claro que un medicamento no es una mercadería más, el Estado ha delegado el ejercicio de la dispensa a los farmacéuticos y formado a los profesionales para velar por la salud de la población.

 

En tal sentido, el correcto uso de los fármacos, la adherencia al tratamiento sugerido por el médico es monitoreado desde la oficina de farmacia.

 

La cadena de comercializaron avalada por la ley, Laboratorio – Droguería – Farmacia impiden el ingreso a la misma de productos adulterados, falsificados con el riesgo que eso conlleva para la salud de los pacientes. Esto se acentúa con la puesta en marcha de la Ley de Trazabilidad que verifica los pasos descriptos con anterioridad.

 

El adecuado uso de los remedios tiene connotaciones también en lo económico, pues evita internaciones por mal uso de los mismos.



Siguiente Noticia Cristina inicia su actividad oficial en Vietnam

Noticia Anterior Destacan la fuerte producción industrial y comercial de Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario