La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) visitó balnearios de Pinamar, Villa Gesell y Cariló y detectó que la mitad de los balnearios están mal inscriptos en el monotributo y que tienen, también, un elevado nivel de informalidad laboral. Los procedimientos se realizaron en el marco del Operativo Verano 2013 desarrollado por la autoridad fiscal.

 

En su recorrida por los balnearios de Pinamar, Villa Gesell y Cariló, los agentes de la AFIP detectaron que –pese a los altos valores que perciben por el alquiler de carpas y sombrillas–, la mitad se encontraba mal inscriptos dentro del Régimen Simplificado para pequeños contribuyentes. En todos los casos, fueron excluidos del monotributo.

 

Tras las inspecciones, sumadas a la información que aportaron los municipios, se pudo verificar que los cánones abonados por las concesiones de explotación superan ampliamente los parámetros de alquileres y de gastos que establece la Ley de Monotributo para permanecer en el Régimen Simplificado.

 

En total, se verificó la situación irregular de 53 balnearios, algunos de los cuales se encuentran en las playas más exclusivas del país. En Pinamar fueron 12 los establecimientos excluidos del Régimen, 5 en Villa Gesell, 15 en San Bernardo, 4 en Ostende.

 

En Cariló se destaca el caso de un exclusivo y reconocido balneario de la zona, ya que en el último fin de semana se efectuaron controles y se verificó que el establecimiento percibe alrededor de 30.000 pesos como ingresos diarios, lo que motivara la inmediata exclusión del régimen de Monotributo y la inscripción en IVA y Ganancias del contribuyente y sus socios. Pese a los altos ingresos, el balneario se encontraba inscripto en una categoría (H) del Monotributo, que le permitía facturar hasta $ 144 mil pesos anuales, a razón de $2.400 por día, para los dos meses de verano.

 

Esta situación también se verificó en cinco balnearios muy concurridos de Mar del Plata. En dos de ellos, localizados en playa Popular, frente al edificio del casino, se constató que los cánones abonados por la concesión ascienden a más de 150 mil pesos por la temporada, valores que -sumados a los demás gastos operativos- implican por sí mismo la exclusión del Régimen de Monotributo.

 

Informalidad laboral

 

La AFIP también relevó personal en el Parador Costa Esmeralda, ubicado en un balneario exclusivo de Pinamar Norte, en el que se ofrecen servicios de playa y gastronomía, y al que únicamente se accede por la arena en vehículos de tracción 4×4.

 

Los agentes fiscales descubrieron que 17 de los 18 trabajadores que allí se desempeñaban no habían sido registrados por su empleador.

 

En el mismo operativo se verificó, además, la situación de 29 trabajadores que desarrollan sus tareas en 5 paradores de las misma características, donde se detectó que casi el 50% presentaba alguna irregularidad en su registración.



Siguiente Noticia Con muy buena respuesta, continúa la Expo Emprendedores de verano

Noticia Anterior Coparticipación: “Basta de amagues, que el propio gobernador se haga cargo del reclamo”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario