La tercera edición de la Convención Internacional de Tatuajes Arte a Flor de Piel se realizará hasta el próximo domingo en el Torreón del Monje de Mar del Plata, con una nutrida agenda que combina diseño, body paint, seminarios, dj y deportes extremos, poniendo de relieve una vez más el mainstream tatoo de la sociedad contemporánea.

 

Sobre la playa, el Torreón del Monje albergará por tres días consecutivos a más de 80 tatuadores, nacionales y extranjeros, quiénes ofrecerán en sus stands variadas ofertas no sólo de tatuajes sino de aplicaciones de pearcings, modificaciones corporales, implantes y suspensiones, una suerte de espectáculo morbo que implica colgarse desde ganchos de acero.

 

Construído como un espacio donde los tatuadores pueden mostrar su arte y generar un vínculo con sus pares y el público, esta tercera edición incluirá, al cierre de cada jornada, elecciones temáticas del tatuaje del día, una forma de visibilizar las exquisiteces artísticas que pueden alojarse en la piel.

 

El tatuaje en Argentina “explotó como cultura, empezó a darse un apertura pública enorme, de marginal ya no tiene nada”, dijo a Télam Maximiliano Selva, organizador del evento junto a Sebastián Lovera, quien recuerda el prejuicio que existía hace una década, cuando “estaba vinculado a los presos y marineros” en cambio “ahora forma parte de la cotidianidad de las personas, es una demanda mundial”.

 

“En nuestro país -cuenta Selva- hay un mercado muy firme, medios gráficos especializados y futuros proyectos televisivos. Hay también un auge de artistas que eran dibujantes y ahora se dedican a tatuar”. Y de ahí la distinción, como señala Lovera, “hoy se puede marcar la diferencia entre un tatuador y un artista; el primero calca, el segundo diseña con estilo propio”.

 

Para el encuentro se espera la llegada de figuras internacionales de doce puntos del globo -Japón, Polonia, Uruguay, Irlanda, Brasil, España, entre otros- como Jee Sayalero, Víctor Portugal, FAT, Jesús Salaverria Lucky Gold, Christian Benvenuto, Henry Anglas, Ezequiel Samuraii, Javier Obregón, Cris Gherman, Daan Von Dobbelsten, Christian Arae y Douglas.

 

Además, profesionales, principiantes y visitantes curiosos podrán participar de los seis seminarios que dictarán estas figuras internacionales que hacen de la piel verdaderas obras de arte, y en ese sentido, los organizadores destacan a “las estrellas”: el venezolano, que ahora reside en España, Jee Sayalero, que tendrá su intervención el sábado a las 13 y el uruguayo que abrazó a Polonia como su país, Víctor Portugal, a las 18.

 

Uno de los desafíos de esta nueva edición es entrecruzar universos: salir de las fronteras de la piel y extenderse por las ramas de la moda, el surf, la música, el deporte. Por eso, entre otras invitaciones, el viernes a las 18 se realizará una exhibición de Artes Marciales Mixtas (MMA) y el sábado a las 19 otra de Capoeira.

 

El sábado a la noche, en una jornada cargada de música con Karla Peterson, 3D Abril y Capella/Toia, el público podrá disfrutar de la expresión artística y cultural de los cuerpos dibujados en un gran desfile de Body Paint.

 

En tanto, los stands ofrecerán la posibilidad de llevarse la piel sellada con dibujos y colores, colocarse un pearcing o atreverse a una modificación en el cuerpo como la lengua bífida, característica de las serpientes.

 

Para la finalización de este encuentro de artistas urbanos, el domingo a las 21, está previsto un cierre a toda música en la playa con percusión tribal y dj.

 

Decenas de hallazgos arqueológicos pusieron de relieve que la tradición de la modificación corporal se remonta a la edad de piedra.

 

Las investigaciones realizadas a partir de los tatuajes descubiertos en momias naturales o embalsamadas permitieron indagar más a fondo sobre la disposición social-jerárquica, las costumbres y los rituales de las culturas de oriente y occidente, entre otras singularidades.

 

Por eso, conocer, asombrarse, hacer negocios, experimentar en carne propia o descubrir este arte que por muchísimos años estuvo escondido, pueden ser algunas de las excusas para acercarse a esta convención, que por tercera vez llegará a Mar del Plata en plena temporada turística reflejando este inmenso universo que ya no deja (ni quiere dejar) a nadie afuera.

 

La convención se desarrollará los días 18, 19 y 20 a las 12 y se extenderá después de la madrugada en el Torreón del Monje, construcción legendaria de la ciudad costera, ubicada en el balneario marítimo.

 



Siguiente Noticia Meyer auguró un crecimiento del 10 por ciento en el turismo para la temporada

Noticia Anterior Federación Universitaria lanza caravana educativa por la costa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario