El hospital provincial “Oscar Alende” de Mar del Plata recibió la donación de una cama de hiperextensión, un novedoso recurso terapéutico ortopédico, alternativo a la intervención quirúrgica para el tratamiento de las fracturas de la columna vertebral.

 

La entrega fue realizada por Guido Colombo, integrante del departamento de Columna Vertebral de la Clínica de Fracturas y Ortopedia. El especialista realizó su residencia durante 5 años en el Alende donde comenzó a desarrollar este método, que luego perfeccionó en una institución privada de esa localidad.

 

Colombo lleva 25 años de investigación y más de 100 casos tratados exitosamente con esta técnica, que reemplaza a los tratamientos ortopédicos clásicos, logrando resultados similares a los obtenidos con el tratamiento quirúrgico, evitando la rigidez y desfuncionalización de la región afectada, con menores riesgos y costos, tanto para el paciente como para la institución.

 

Durante el acto, la directora del hospital, Susana Gómez, expresó que “es muy importante que se incorporen estos tratamientos alternativos a las intervenciones quirúrgicas ya que a nivel mundial hay una tendencia hacia más tratamientos médicos que cirugías”.

 

También participaron de la entrega, los jefes de Traumatología y Ortopedia del hospital, Gabriel Zabludovich y Eduardo Scorciello.

 

Por su diseño, la cama de hiperextensión, permite de manera precoz el alineamiento de los fragmentos óseos (reducción) y la posterior inmovilización mediante la confección del corsé, que se realiza en la misma cama, evitando así pérdidas de correcciones y secuelas posteriores, como suele ocurrir en los tratamientos diferidos.

 

Las investigaciones científicas actuales han demostrado que el 70% de las fracturas del segmento tóraco-lumbar deben ser tratadas de manera no quirúrgica y reservan sólo el 30% a las operaciones.

 

En consecuencia, esta metodología en coincidencia con los protocolos internacionales destinados al tratamiento de estas lesiones, representa un recurso accesible y equitativo en contraste con los altos costos y complicaciones funcionales de la opción quirúrgica.

 

El procedimiento, prescinde del uso de anestesia, permite un alta rápida de internación con bajo costo operativo institucional.



Siguiente Noticia La empresa que no se dobla

Noticia Anterior Jornada de protesta en la ruta 11 en defensa de la playa pública

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario