Las construcciones totalizaban más de 12 mil metros cuadrados construidos que no habían sido registrados ante la Provincia. A través de esa maniobra los propietarios evadieron, en conjunto, más de $150 mil en concepto de Impuesto Inmobiliario.

 

Esto se dio en el marco del operativo de verano 2013, donde los inspectores de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires detectaron estas irregularidades.

 

Con la maniobra, los propietarios dejaron de pagarle a la Provincia más de $150 mil en impuestos, suma que ahora deberán regularizar. Además, como sanción ante la evasión detectada, Arba les impuso una multa de $30 mil, que es la máxima prevista en la legislación bonaerense para quienes no registran ante el fisco las construcciones y mejoras que realizan en sus inmuebles.

 

El director de Arba, Martín Di Bella, explicó que “al no declarar la construcción de estos edificios, los propietarios evadieron buena parte de lo que debían pagar en concepto de Impuesto Inmobiliario. Esa conducta ilegal generó un perjuicio a los recursos públicos que son de todos los vecinos de la Provincia, y por eso los infractores van a tener que afrontar una sanción económica muy importante”.

 

Con respecto a los inmuebles detectados, se trata de un moderno edificio ubicado a metros de Playa Grande, en Matheu N°78, estaba declarado como una construcción del año 1941, de 180 metros cuadrados. Sin embargo, los agentes de Arba comprobaron que, en realidad, el predio contaba con 1.200 metros cuadrados construidos, por lo que su valuación fiscal debía ser superior a $1,6 millones.

 

Del mismo modo, en calle Sarmiento esquina Roca, los inspectores detectaron un edificio de 4.000 metros cuadrados que, ante los registros provinciales, estaba declarado como terreno baldío. De acuerdo a las características de la construcción, los técnicos de la Agencia determinaron que la valuación de este predio era superior a los $5,5 millones.

 

En otro de los inmuebles marplatenses, ubicado en calle Balcarce esquina Catamarca, fueron encontrados más de 3.500 metros cuadrados construidos que estaban sin registrar, por lo que la valuación real ascendía a más de $4,8 millones. En tanto que el cuarto edificio, emplazado en Roca entre Sarmiento y Alsina, tenía 3.500 metros cuadrados que nunca habían sido declarados, con un valor fiscal superior a los $2,6 millones.

 

Di Bella sostuvo además que “las acciones para castigar a los incumplidores van a intensificarse, queremos que los contribuyentes entiendan que cuando construyen o realizan mejoras en sus propiedades tienen la obligación de informarlas al fisco. Es un trámite simple, que puede hacerse por internet, así que no hay excusas”, afirmó.

 

Estas acciones catastrales, que se apoyan en las herramientas de tecnología satelital que utiliza Arba, forman parte del operativo de verano que la Agencia de Recaudación lleva adelante en la costa atlántica hasta fines de febrero. De esta fiscalización integral participan, en total, 1.200 inspectores que realizan distintos controles tendientes a combatir la evasión y el incumplimiento.

 



Siguiente Noticia Visita la ciudad el ministro de Defensa Nacional uruguayo

Noticia Anterior Senasa cerró su oficina en la Sociedad Rural de Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario