La Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina, en conjunto con la Asociación de Empleados de Casino y el gremio de Administración, Maestranza y Servicios, determinaron una medida de protesta para este viernes 4 de enero.

 

El estado de movilización y alerta con paros sorpresivos en diferentes espacios y horarios, responde a la demora en la apertura del Casino Sasso y fue consensuada por los principales dirigentes sindicales de estos sectores involucrados.

 

Mientras tanto, estaría garantizado el acto de lanzamiento de la primera bola de la temporada.

 

Luis Barrionuevo, Jorge Baino y Roberto “Chucho” Páez, se reunieron el miércoles debido a la demora en la apertura del Casino Sasso, y resolvieron iniciar un plan de lucha.

 

Los dirigentes sindicales señalaron que esta sala de juegos se encuentra desde hace tiempo en condiciones para comenzar a funcionar y unas 150 familias contarán con un trabajo digno.

 

“La política y burocracia reinante ha generado que las habilitaciones y demás permisos necesarios para iniciar la actividad se vean demorados más que en otras oportunidades, lo cual sorprende y apena a los dirigentes, pero sobre todo a la gran cantidad de trabajadores que desde hace largo tiempo esperan iniciar sus oficios y así llevar el pan a su casa”, fundamentaron.



Siguiente Noticia Garantizan el normal ingreso de la Fragata a pesar de la falta del dragado

Noticia Anterior Aldosivi retomó las prácticas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario