La presidenta Cristina Fernández permanecía este miércoles en Río Gallegos, donde analizaba la intensa agenda de viajes que iniciará la semana próxima, en tanto que podría trasladarse el fin de semana a la residencia veraniega de Chapadmalal, en las afueras de Mar del Plata.

 

La mandataria pasó el Año Nuevo en El Calafate, junto a sus familiares más cercanos y allegados, entre ellos sus hijos Máximo y Florencia, y luego se trasladó a Río Gallegos, donde se encontraba en esta jornada, en su chalet de Barrio Jardín.

 

La jefa de Estado, según trascendió, prepara el periplo que la llevará desde el jueves de la semana próxima por Emiratos Arabes e Indonesia, junto a una delegación de 200 empresarios, con la que se buscará abrir e intensificar el comercio y, especialmente, conseguir inversores en el sector energético.

 

El día anterior, la Presidenta encabezará, junto al resto del gabinete, la recepción de la Fragata Libertad, que estuvo retenida 74 días en Ghana por una acción judicial vinculada a los bonos en default tras la crisis de 2001.

 

Como la Unidad Médica Presidencial le aconsejó descansar antes de Mar del Plata y la gira posterior, Cristina Fernández podría dirigirse el primer fin de semana del año a Chapadmalal, donde estuvo el año pasado, tras ser operada de la glándula tiroides.

 

Incluso, la jefa de Estado podría quedarse hasta el jueves en Mar del Plata, ya que en esa fecha se estima la llegada de la corbeta Espora, que permaneció en Sudáfrica por desperfectos, y sobre la cual se temió otra maniobra judicial de los denominados “fondos buitre”.



Siguiente Noticia Comienza el circuito argentino Junior 2013 de surf

Noticia Anterior Lanzamiento Escuelita de Básquet "Islas Malvinas" de Tato Rodríguez

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario