Las ventas de comercios minoristas crecieron 4,3 por ciento en diciembre pasado, frente a igual mes de 2011, motorizadas por las compras de fin de año, según la Cámara Argentina de Mediana Empresa (CAME).

 

En diciembre, el consumo se movió firme como en todas las fechas especiales del año, y las ventas fuertes arrancaron a partir de la segunda quincena del mes, más tarde de lo habitual, pero con mucha intensidad, añade el trabajo.

 

Las subas del mes fueron lideradas por rubros de venta masiva como Bazares y Regalerías y Bijouterie donde las cantidades vendidas tuvieron un alza interanual de 16,8 y 16,5 por ciento respectivamente.

 

En Electrodomésticos y artículos electrónicos las ventas interanuales crecieron 7,8% (en cantidad), con la mayor parte del consumo concentrada en la semana de Navidad; la venta se centró sobre todo a productos electrónicos como Smartphones, Televisores 3d/SmartTV, Ultrabooks, Ipod o Ipad.

 

Otro protagonista fue Indumentaria, con un aumento interanual de 10,6 por ciento en cantidades vendidas; incidió en esa elección que se concentrara en el rubro la mayor parte de los descuentos y promociones del mes.

 

No obstante, aclara CAME, no alcanzó para compensar los magros resultados de la mayor parte del año y las ventas cayeron 0,8 por ciento; en “en el balance anual del total de ventas, finalizaron con una caída promedio de 2,4 por ciento frente a 2011”, completó.

 

Los resultados por rubro muestran una gran dispersión, pues mientras sectores como Alimentos y Bebidas, Bazares, Perfumerías, Marroquinerías o Bijouterie, finalizaron casi neutros, los vinculados a la construcción, mueblerías e inmobiliarias tuvieron bajas marcadas.

 

“Algunos sucesos indeseados” afectaron las ventas de fin de año, “pero rápidamente el mercado se acomodó al ánimo festivo, y el buen clima alentó a salir de compras”.

 

La estrella de diciembre fue el financiamiento, con cuotas sin interés en la mayoría de comercios, que junto a los descuentos, atrajeron mucho público.

 

Además, las compras también se vieron favorecidas por los anticipos de haberes y aguinaldos en el sector privado y público.

 

Por el contrario CAME remarca que “los súper descuentos realizados en supermercados y shoppings y la venta ilegal en la vía pública afectaron al comercio de calles y avenidas, pero aún así el resultado fue favorable frente a la masividad de compras”.



Siguiente Noticia Solicitan a vecinos del Bosque Peralta Ramos gestionar conexió a red de agua

Noticia Anterior El Gobierno pedirá que se habilite la feria judicial para tratar la ley de medios

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario