El presidente del bloque de concejales, Carlos Fernando Arroyo, hizo un análisis de fin de año sobre la realidad del municipio, el trabajo legislativo de su partido, el oficialismo y la realidad del concejo deliberante.

 

“Fue un año negativo para la ciudad. Varias temáticas dominaron la escena pública, primordialmente la inseguridad, que alcanzó niveles nunca vistos, a la que deben unirse desaciertos notables, como el aumentos de las tasas municipales, el total caos del tránsito y estacionamiento. La implementación ruinosa de un código de publicidad que dejó a la ciudad a oscuras, desprolija y desprovista de elementos que protejan de la lluvia a los habituales transeúntes de las zonas comerciales, solo para dar algunos ejemplos”, explicó.

 

“El bloque de la Agrupación Atlántica, a pesar de los obstáculos, presentó y defendió más de 100 proyectos, algunos de gran trascendencia, como por ejemplo: la prohibición de la quema de neumáticos en la vía pública, los sueldos testigos para las maestros suplentes, la prohibición de antenas a menos de 500 metros de cualquier tipo de vivienda, el estacionamiento subterráneo bajo las avenidas Luro e Independencia, la defensa de viveros municipales, la creación de la comisión de Arbolado Urbano, conseguimos el espacio para la creación de un gimnasio para la técnica N°1 y varias iniciativas más que abarcaron muchas problemáticas de la ciudad”, añadió.

 

Al referirse al oficialismo, el concejal Arroyo manifestó que “en general desestimó los distintos proyectos por aplicación del número mayoritario de concejales con los que cuenta, sin buscar el consenso, como hubiera sido preferible en cada caso. También, debimos oponernos a distintas acciones oficialistas tales como: la creación de nuevas tasas, la construcción de las Torres de Playa Chica y la destrucción de otro edificio sobre la avenida Colón y la Costa”.

 

Con respecto a la realidad del Concejo Deliberante indicó que “la práctica política diaria demuestra que Mar del Plata necesita tener un Concejo Deliberante más equilibrado, en el que ninguna fuerza política por sí sola tenga la mayoría, porque de esa manera, a través de la discusión obligada, y de la obtención de consensos, se van a obtener las mejores soluciones para la ciudad”.



Siguiente Noticia Copa de verano de equitación en Mar del Plata

Noticia Anterior Mar del Plata turística: "La expectativa para esta temporada es buena"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario