Unión retomó los entrenamientos de cara al segundo semestre del Argentino A de fútbol. Fue en la Villa Marista con dos caras nuevas, Cristian Zárate y el arquero Pablo Morata y a la espera de un jugador más.

 

“Ya nos conocemos bien, salvo Cristian (por Zárate) y Pablo (por Morata), que se incorporan ahora y por eso queremos que potenciemos todo lo bueno que hemos hecho hasta aquí y que podamos mejorar en el otro aspecto”, dijo a modo de bienvenida el DT Alberto Fanesi al grupo de trabajo.

 

“Será una dura pretemporada que tendremos por delante y les propongo que sea con la mayor responsabilidad y el esfuerzo que ustedes pueden brindar para poder alcanzar el objetivo de clasificación. Quedan 18 puntos en juego y yo tengo la ilusión que podemos llegar”, amplió.

 

En otro tramo de la presentación del trabajo hablaron los profesores Antonio Mércuri y Emiliano costa para dejar en claro las consignas de trabajo.

 

Unión trabajará viernes y sábado en doble turno en Marista (aeróbico por la mañana y fuerza y reducido por la tarde) y el domingo, en la mañana, en La Reserva en el aspecto físico. Luego los jugadores quedarán licenciados hasta el jueves 3 de enero donde comenzará lo más duro del trabajo.

 

Para ese segundo tramo del trabajo, ya en enero, están previstos trabajos en uno y dos turnos (8 estímulos en este caso) y al menos cuatro partidos amistosos; el 12 con Acasusso, 14 con Olimpo de Bahía Blanca, el 16 con Urquiza que jugará el Argentino C y el 19 frente a Aldosivi, de la B Nacional. Sólo se descansarán los domingos 6 y 13.

 

Hasta allí será lo más fuerte del trabajo ya que a partir de ese momento quedará el último tramo de la preparación en la semana previa al partido con Rivadavia de Lincoln, el domingo 27.

 

Además de las caras nuevas que se han sumado, estuvieron presentes los tres jugadores lesionados del plantel: Matías Quinteros, Leandro Páez y Diego Ramírez. El arquero y el mediocampista que fueron operados en AFa concurrieron la semana pasada a los consultorios de la calle Viamonte donde fueron observados por los médicos para un control.

 

Quinteros evoluciona bien ya que la ecografía realizada arrojó resultados satisfactorios (ademàs le sacaron los puntos de la operación en la rodilla derecha) en tanto que Ramírez debe aguardar una semana más para empezar a trotar: “Estoy bien me siento muy bien y no veo la hora de empezar”, dijo esta tarde el ex Círculo Deportivo.



Siguiente Noticia Crecen las reservas hoteleras para pasar Año Nuevo en la costa

Noticia Anterior Los máximos exponentes del folklore llegan al Auditorium

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario