Así lo establece un estudio del equipo del diputado socialista Roy Cortina, que no incluye gastos de alimentación, sino sólo traslado y esparcimiento.

 

Según informó el legislador, se tomó para ese fin como base “un modelo muy sencillo”: familia tipo con dos hijos menores; un período de 15 días de vacaciones, “que es lo que tiene el 70% de los asalariados en la Argentina y hemos tomado dos lugares las sierras cordobesas y la costa atlántica”.

 

“No hemos tomado en cuenta alimentación, sino traslado y esparcimiento”, explicó Cortina por radio Mitre, especificando que “siempre la modalidad y los precios más baratos y los hemos comparado con las vacaciones del año pasado”.

 

Según los datos reunidos, en Mar del Plata el aumento ha sido del orden del 31,1% y en Villa Carlos Paz de un 34%. “Lo primero que demuestra este estudio no es sólo la inflación de precios, sino también la insuficiencia del medio aguinaldo y los ingresos de la clase media. Hablo de los sectores populares de la clase media”, explicó Cortina.

 

Según precisó, hoy en Mar del Plata, sin comida, traslado, hospedaje y esparcimiento, el costo de unas vacaciones está en el orden de los 8.800 pesos, y 9700 pesos en Villa Carlos Paz.

 

Cortina sugirió tener en cuenta que el 80% de la población ocupada según el INDEC tiene ingresos de 5.000 pesos, con lo cual su medio aguinaldo no supera los 2.500 pesos, de ahí que a su juicio “la enorme mayoría de los trabajadores se encuentra impedida de poder disfrutar sus vacaciones”.

 

Hizo hincapié también en que “estamos hablando de los trabajadores formales que tienen acceso mínimamente a 15 días de vacaciones. Y si computás el medio aguinaldo, no alcanza a cubrir el 40% de los gastos de vacaciones”.

 

Hay algunas cifras que son muy contundentes, precisó el legislador socialista porteño: “Hemos elegido el automóvil que el 60% de la gente lo usa porque es mucho más barato que tomarte un micro con la familia a Mar del Plata, el aumento de la nafta de Buenos Aires a Mar del Plata está en el orden del 23,8 de aumento y de Mar del Plata a Buenos Aires un poquito más”.

 

El hospedaje aumentó el 29%; la playa, hablando de sombrillas, aumentó un 38%, tomados estos datos de La Perla, no de balnearios exclusivos.

 

Para Cortina, “esto demuestra que la inflación sigue siendo un grave problema en la Argentina, es un sistema que permite recaudar al Gobierno vía comer el poder adquisitivo de los sectores medios populares, y a no engañarse: no transformemos a la ruta 2 en un INDEC involuntario, porque así como el INDEC distorsiona las cifras, uno puede llevarse una falsa impresión, acá no estamos en la Argentina de principios del siglo XIX”.

 

Remarcó que “somos 40 millones de habitantes”, por lo que “puede estar lleno Mar del Plata y puede estar saturada la ruta 2, pero eso no quita que con todo este crecimiento, este derrame, solamente le ha llegado a los más ricos y los sectores más altos de la clase media. La mayoría de los argentinos no puede vacacionar en la Argentina”.

 

En ese sentido dijo que Argentina es un país que tiene entre indigentes y pobres un 25%, “así que vos podés tener llena Mar del Plata, pueden ir algunos sectores medios y populares a veranear, pero no llega la mayoría de los argentinos y mengua la calidad de esa vacación. Porque si tenés los precios que te aumentan un 30% o 35% en términos generales y la evolución del salario ha sido a lo sumo del 22%, tenemos una situación delicada”.

 

Fuente: Parlamentario.com



Siguiente Noticia Productores paran por la estatización del predio de La Rural

Noticia Anterior Satisfacción por las ventas de Navidad en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario