Una madrugada relativamente tranquila se registró en la guardia del Hospital Materno Infantil de Mar del Plata durante los festejos de Navidad.

 

Un total de tres menores debieron ser socorridos por heridas a causa del mal uso de pirotecnia.

 

La poca cantidad pudo responder a varios factores, desde una mayor toma de conciencia en la manipulación de estos artefactos, hasta la influencia del mal tiempo que conspiró con los festejos y el aumento en los precios con relación al año pasado.

 

Dos de los chicos fueron dados de alta mientras que el restante tenía una lesión grave en uno de sus ojos.

 

Al respecto, el intendente Gustavo Pulti se refirió a los casos de lesiones de vecinos por el mal uso de pirotecnia. “Tenemos tres chiquitos lastimados y un papá con serias lesiones en una de sus manos y brazo. Debemos apelar a la responsabilidad comercial de aquel que vendió un elemento que puede causar tanto daño en algo que –en la teoría- es simple diversión”.

 

“Si bien la cantidad de personas lesionadas no es un número relevante para una ciudad de más de 600 mil habitantes, que haya uno sólo, ya nos preocupa. Pero lo más importante es que los que comercializan este tipo de elementos tomen conciencia de lo que venden”, concluyó.



Siguiente Noticia La Provincia financió emprendimientos de la economía social por más de 20 millones de pesos

Noticia Anterior OSSE comenzará a retirar conexiones ilegales en Bosque Peralta Ramos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario