Buenos Aires Unidos barrió a Boca Río Uruguay Seguros por 3 a 0 (28-26, 25-14 y 25-21) y este sábado, desde las 20.30, define el Torneo Súper 4 de Miramar ante Personal Bolívar.

 

El flamante Polideportivo Municipal “Presidente Néstor Kirchner”, de Miramar asistió este viernes a una muy buena demostración de Buenos Aires Unidos, que en la segunda semifinal del Torneo Súper 4 venció sin atenuantes de Boca Río Uruguay Seguros, por 3 a 0 (28-26, 25-14 y 25-21), en una hora y 17 minutos.

 

El conjunto de Waldo Kantor enfrentará este sábado, desde las 20.30 y con televisación en directo para todo el país por TyC Sports y TyC Sports HD, a Personal Bolívar, que en la primera semfinal dejó en el camino a UPCN San Juan Voley Club, al derrotarlo por 3 a 1 (25-15, 25-21, 23-25 y 25-20). El cubano Angel Dennis, con 22 puntos, resultó el máximo anotador.

 

¿La final soñada? Tal vez. Lo único que tenía en claro BAU era que debía ganar su partido para llegar al último día de competencia de un nuevo torneo. Y lo logró con autoridad y argumentos contundentes: el saque (8 puntos por esa vía, 6 de ellos cortesía de Iván Márquez); una recepción con mínimas fisuras (86% de pelotas positivas); dos tremendos e implacables definidores: Marcos Milinkovic (18 puntos, máximo anotador) y el propio Márquez (17); y un sólido juego colectivo, con variantes y mentalidad ganadora. Incluso no extrañó al francés Guillaume Samica, ausente por una lumbalgia.

 

Al “xeneize” las esperanzas le duraron mientras la potencia de Diego Bonini por el opuesto rindió sus frutos. En tanto y en cuanto el bloqueo de BAU comenzó a controlarlo mejor, su rendimiento particular y el de todo el equipo “auriazul” se desmoronó. Y el arma más temible de Boca, frustrado, terminó discutiendo con algunos de sus compañeros y hasta con su entrenador.

 

Los de Marcelo Gigante llegaron a tener ventaja de 7-11, pero entró en acción Marcos Milinkovic, el equipo marplatense equilibró, después pasó al frente y, en una definición prolongada, se quedó con el set inicial (28-26).

 

De allí en adelante, todo se simplificó para BAU. Porque tuvo un alto nivel y su rival no pudo ni acercarse a ese listón de rendimiento. Nicolás Uriarte contó con margen para tomar las decisiones más adecuadas, los receptores funcionaron muy bien y las variantes en ataque siempre están. Boca intentó luchar pero cometió más errores que su oponente y quedó lejos en el juego y en el resultado.

 

Gentileza: Prensa BAU



Siguiente Noticia Categórica victoria de Peñarol ante 9 de Julio

Noticia Anterior Instalarán en la costa hospitales móviles y carpas preventivas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario