La Fragata Libertad partió en la tarde de este miércoles desde Ghana tras pasar dos meses y medio retenida ilegalmente en el puerto de Tema, con destino a Mar del Plata, donde arribaría el próximo 9 de enero, según las instrucciones impartidas por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

La Fragata ARA Libertad, buque escuela de la Armada Argentina, partió a las 13.20 (hora argentina) -a las 17 ingresó en aguas internacionales- con 143 marineros a bordo tras haber estado 78 días retenida en Ghana, donde la justicia local había ordenado su detención respondiendo a un reclamo judicial impulsado por el fondo buitre NML de los Estados Unidos.

 

El 2 de octubre fue el día en que la justicia ghanesa hizo lugar al pedido de los fondos buitre y ordenó retener la Fragata, cuya tripulación debió dividirse: 44 marineros se quedaron junto al capitán y el resto de la tripulación regresó a Buenos Aires.

 

Otros 98 oficiales y suboficiales de la armada arribaron al Kotoka Airport, en Accra, en un vuelo charter de Air France gestionado por Aerolíneas Argentinas y se sumaron al equipo que allí se encontraba.

 

Poco después la tripulación partió desde el puerto de Tema hacia al puerto de Mar del Plata, donde el buque insignia quedará expuesto en la dársena de la base naval, para que puedan verlo las cientos de miles de personas que veranean cada año a la costa argentina.

 

La Fragata tendrá que recorrer unos 8.000 kilómetros desde el Puerto de Tema hasta la costa atlántica argentina, lo que le demandará alrededor de 20 días.

 

La decisión judicial que había generado la retención de la Fragata en aguas africanas fue revertida el último fin de semana cuando intervino el Tribunal Internacional del Derechos del Mar, al cual recurrió el Gobierno Argentino en el marco de la disputa judicial.

 

El último sábado, ese Tribunal ordenó a Ghana la liberación “inmediata” e “incondicional” del buque de guerra.

 

El Tribunal dio plazo a Ghana hasta el 22 de diciembre para confirmar la partida del buque y exigió que facilite el aprovisionamiento a la tripulación antes de su partida.

 

Esas decisiones fueron avaladas por los 21 jueces que conforman el Tribunal con sede en Hamburgo (Alemania), incluyendo el ghanés Thomas Mensah, luego de las audiencias que tuvieron lugar el 29 y 30 de noviembre pasado.

 

Durante la lectura del fallo, el presidente del Tribunal, el japonés Shunji Yanai, destacó que “un buque de guerra es una expansión de la soberanía que tiene un país” por lo que la situación debía dirimirse según normativas internacionales y no locales.

 

En el fallo se indicó que “la Fragata Libertad fue autorizada a navegar en aguas territoriales de Ghana” y al impedir posteriormente su libre circulación “se privó al buque de sus derechos reconocidos en la Convención del Mar y el derecho internacional”.

 

A pesar de las versiones que hicieron circular distintos medios argentinos durante la mañana de hoy, el gobierno ghanés aceptó el fallo del tribunal internacional y la Fragata Ara Libertad comenzó a recorrer el camino de regreso a casa.



Siguiente Noticia Presentan el Índice Barrial de Precios de noviembre

Noticia Anterior Los trabajadores del Jockey Club descreen de anuncios sobre el Hipódromo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario