El neuquino Mario de Elías y la porteña Noelia Fernández Cruz ganaron, por segundo año consecutivo, el Triatlón Olímpico de Mar del Plata, competencia que contó con 480 atletas, récord de inscriptos, entre los que se encontraban los principales corredores de elite.

 

De Elías completó los 1.500 metros de natación, 40 kilómetros de ciclismo, 10 de pedestrismo en 1:55:37 horas, seguido por el cordobés Lucas Cocha (1:58:45), mientras que el podio lo completó Christian Carleto (2:00:31)

 

Entre las mujeres, Fernández Cruz volvió a adjudicarse la prueba tras 2:19:34 horas, seguida por la rosarina Marcela Balbis (2:20:53), mientras que Érica Simón quedó en el tercer lugar (2:22:10)

 

La prueba comenzó cuando los corredores ingresaron en al mar en la zona posterior a la Base Naval para desarrollar 1.500 metros de natación.

 

Debido a la gran cantidad de anotados, los organizadores decidieron realizar dos largadas. La primera con los corredores de elite y las categorías de menor edad, y una segunda, cinco minutos después, con las mujeres y aquellos que se inician en este duro circuito.

 

De la parte del agua surgió primero el cordobés Cocha, seguido muy de cerca por de Elías. Ambos realizaron una rápida transición para subirse a sus bicicletas y realizar los 40 kilómetros, divididos en cuatro vueltas, desde la zona de El Puerto hasta El Torreón del Monje, por las empinadas avenidas costeras de Mar del Plata.

 

La jornada se presentó ideal para correr, con unos 24 grados, una ligera brisa de mar que daba el fresco necesario para realizar este exigente recorrido.

 

En ese marco, De Elías pudo sobrepasar a Cocha al término de la primera vuelta de ciclismo, y aumentar con cada giro, la distancia de sus seguidores.

 

Ya en los 10 kilómetros de pedestrismo, la lucha se dio entre el tercero y décimo puesto, donde se verificaban importantes y constantes cambios.

 

Así Carleto alcanzó la tercer posición, mientras que Mario de Elías reguló su pasó dejando en segundo término a Cocha.

 

“Mar del Plata siempre permite que uno haga una prueba divertida, porque el circuito, con curvas y contracurvas, subidas y bajadas, no te dan tiempo para distraerte”, dijo sonriente, al cruzar la meta De Elías.

 

Por su lado, Fernández Cruz debió trabajar mucho para superar a la marplatense Bárbara Buenahora, que volvía a las competencias tras dos años de ausencia por maternidad.

 

“En la bicicleta me pude acomodar al recorrido, y ahí comencé a hacer la diferencia”, explicó la ganadora tras pasar la meta.



Siguiente Noticia Peñarol volvió a doblegar a Bahía Estudiantes

Noticia Anterior Se levantó el acampe de las organizaciones sociales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario