Ellos son colegas, se admiran, se ríen de ellos mismos y generan admiración en sus públicos. No es casual que se hayan juntado. Hablamos de Joan Manuel Serrat yJoaquín Sabina. Como compositores han cosechado miles de seguidores en Argentina, y por ello han decidido culminar su gira “Dos pájaros contraatacan” por estas tierras. El del Estadio Polideportivo de este jueves 13 de diciembre fue el penúltimo concierto, y ya llevan más de 90 escenarios recorridos.

 
Con una impactante puesta de pantallas y luces, los españoles recorrieron durante más de tres horas sus carreras, y las matizaron con divertidos stand ups en los que se burlaban de sus delicados estados de salud, la droga, el sexo, las canciones,…
“Madonna nos llamó para hacerle coros, pero preferimos estar aquí con ustedes y con menos ruido”, dijeron, ya que la fecha en esta ciudad coincidía con la primera presentación de la Reina del Pop en el Estadio de River Plate. Y justamente, la despedida de S & S en el estadio de Boca Juniors coincidirá también con la última fecha de Madonna. El show está cuidadosamente guionado, pero la maestría que han logrado ambos con miles de escenarios recorridos, hacen que no se note cuando se salen del libreto y cuándo no. “¿Qué opinión tienes sobre la ley de medios?”, pregunto Serrat. “Si me hacen una buena crítica en Clarín, estoy de su lado”, ironizó Joaquín. “En esta gira no tuve sexo. y eso es porque Joan no quiso. Vamos, no seas chapado a la antigua, que en Argentina ahora nos podríamos casar”, bromeo Sabina.

 
Serrat también mostró su costado más divertido -incluso esgrimió algunos pasos de baile- riendo en complicidad con el público al hacer mención de la “voz de lija” o los vicios de vida de su compañero.

 
En otros shows de artistas que comparen escenario, la estructura suele ser un principio en conjunto, luego cada uno tiene su bloque, y final a dúo. Pero en este caso, es mucho más variado y dinámico. Solos, a dúo, pero también haciendo canciones de uno y de otro, por lo que no se sabía con que seguiría cada bloque. Asimismo, dos muy bien logradas y simpáticas animaciones de pájaros a los cuales ellos les ponían su voz, servían de animadores y separadores.

 

El publico respondía con fervor cada momento, ya sea musical o de monólogo. Se emocionó, bailo, canto y agradeció que estos próceres de la música hispanoamericana decidieran despedirse juntos con un show digno.

 

Por Sebastián Ariel Ruau



Siguiente Noticia A un mes de su apertura oficial el CEMA atiende entre 300 y 500 consultas diarias

Noticia Anterior Nación garantizó el suministro eléctrico durante el verano

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario