Como parte de la campaña de prevención de accidentes con monóxido de carbono que todos los veranos realizan Camuzzi Gas Pampeana y el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), se realizará este miércoles 12 de diciembre, por tercer año consecutivo, un acuerdo de colaboración entre la distribuidora de gas natural y distintas cámaras y colegios de profesionales de Mar del Plata.

 

Entre los que rubricarán el convenio se encuentran el Enargas, el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios Rentas y Horizontal (SUTERH), el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires (CMCPDJMDP), la Cámara de Instaladores de Gas, Sanitarios, Calefacción y Afines del Centro de Constructores (CIGSCA), la Cámara de Administradores de Propiedad Horizontal de la Provincia de Buenos Aires (CAPHBA) y la Cámara Marplatense de Instaladotes de Gas Matriculados y Afines (CAMIGAMYA).

 

Este acuerdo fue impulsado por el Enargas y Camuzzi Gas Pampeana para trabajar en conjunto en la difusión de las medidas para prevenir accidentes por inhalación de monóxido de carbono y/o gas natural durante la temporada estival, con la intención de generar conciencia en quienes alquilan temporalmente viviendas para pasar sus días de descanso en ciudades de la costa y para que atiendan las recomendaciones tendientes a prevenir accidentes por inhalación de monóxido de carbono.

 

Las organizaciones firmantes recibirán folletos informativos con indicaciones, información y recaudos para los veraneantes y asumirán el compromiso de difundir sus contenidos dentro de sus ámbitos de incumbencia.

 

Los accidentes con monóxido de carbono no ocurren solamente en los meses de invierno, sino que también ocurren en las zonas de veraneo causados por la falta de mantenimiento de las instalaciones internas de gas.

 

El monóxido de carbono es un gas altamente tóxico, producido por la combustión incompleta de elementos combustibles. No tiene propiedades indicadoras que permitan su reconocimiento y se genera por el mal funcionamiento de los artefactos a gas, la escasa ventilación y la falta de mantenimiento o deterioro de las instalaciones internas. Si es inhalado en grandes cantidades puede provocar daños cerebrales irreversibles, e incluso la muerte.

 

Es posible detectar la presencia de monóxido de carbono en el ambiente si, por ejemplo, aparecen manchas, tiznado o decoloración de los artefactos a gas, sus conductos de evacuación o alrededor de ellos.

 

Asimismo, en las personas, una intoxicación puede manifestarse con síntomas de debilidad, cansancio, tendencia al sueño, en algunos casos puede producir dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor en el pecho y pulso acelerado.

 

Ante la sospecha de intoxicación por monóxido de carbono se debe retirar a las víctimas del ambiente contaminado, ventilar ese espacio y llamar al médico inmediatamente.



Siguiente Noticia Segarra manifestó su solidaridad con el presidente Hugo Chávez

Noticia Anterior Impulsan la provisión de jabón y papel sanitario en baños de acceso público

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario